El camino a Colombia
Por historia y por anfitrión, Paraguay partió como favorito en la Eliminatoria Sudamericana. Sin embargo, un sorpresivo empate ante Perú en el debut (2-2) sembró incertidumbre en la fase de grupos, que no se despejó con la goleada posterior sobre Venezuela (6-2). Una previsible pero ajustada caída con Brasil (0-1) puso en riesgo su lugar en semifinales, que alcanzó tras una trabajada victoria sobre Ecuador (3-1) paras ser segunda en su zona. Allí falló su primer intento de asegurarse la plaza mundialista al perder con Argentina por penales, pero su contundente triunfo sobre Uruguay en la final de consolación (7-2) le aseguró el boleto.

Las claves del equipo
Paraguay tiene el sello que supo exhibir como jugador el dos veces mundialista Carlos Chilavert: un equipo ordenado, equilibrado y aguerrido que no por eso deja de pensar en el arco de enfrente. Liderado por los experimentados Fabio Alcaraz y René Villalba (tres Mundiales cada uno), la Albirroja cuenta con poder de gol en Juan Salas, uno que estuvo en Tailandia 2012, pero también en Richard Rejala, símbolo de la renovación del plantel. Entre los puntos altos está la personalidad del grupo, que sorteó con éxitos todos de los momentos difíciles que atravesó en el clasificatorio.

Antecedentes en la Copa Mundial de Futsal de la FIFA

Colombia 2016 marcará la cuarta aparición consecutiva de Paraguay en la máxima cita de la categoría, pero sexta en total.  Así, es la tercera selección sudamericana con más apariciones por detrás de los infaltables Brasil y Argentina, y sólo faltó en España 1996 y Guatemala 2000. Su mejor actuación data de la edición inaugural en Países Bajos 1989, cuando terminó 6°. En Tailandia 2012 alcanzó los octavos de final, donde cayó con Portugal y resultó 12°.