El camino a Colombia
Islas Salomón firmó un clasificatorio inmaculado rumbo a la Copa Mundial de Futsal de la FIFA 2016 al ganar los cinco partidos del torneo oceánico. Los mayores rivales de los Kurukuru fueron Tahití, subcampeón en la edición anterior, y Nueva Zelanda, un conjunto que está progresando a pasos agigantados. No obstante, la selección salomonense los despachó con un 3-0 y un 4-1, respectivamente, y sumó otros tres triunfos, aún más contundentes, sobre Nueva Caledonia, Vanuatu y Fiyi, anfitrión del certamen. De este modo, los melanesios se ciñeron su quinta corona continental, aparte de los campeonatos por invitación de Oceanía, y mantienen su estatus de reyes del futsal en la región.

Virtudes y características
Dada su larga tradición tanto en el futsal como en el fútbol playa, Islas Salomón se caracteriza por su pericia y velocidad en todos los juegos de pelota. Los conocimientos tácticos del técnico brasileño Juliano Schmeling, además, han complementado el habitual estilo ofensivo y sin alardes de su selección de futsal. Si bien el representante oceánico sufrió abultadas derrotas en sus participaciones previas en la prueba reina, que pusieron en entredicho su sistema defensivo, en el clasificatorio disputado en Fiyi solamente concedió tres goles en cinco partidos.

Resultados en la Copa Mundial de Futsal de la FIFA
Islas Salomón presenta un modesto balance de sus apariciones en las citas planetarias de Brasil 2008 y Tailandia 2012. En esta ocasión, los salomonenses confían en que a la tercera vaya la vencida y tratarán de superar por primera vez la fase de grupos. En la prueba de hace ocho años sufrieron tres derrotas sin paliativos, pero en la edición de Tailandia mejoraron su rendimiento. Después de caer con claridad en las dos primeras jornadas, Islas Salomón rubricó su famoso triunfo por 4-3 sobre Guatemala. Varias piezas clave de aquel equipo, que cuentan ahora con cuatro años más de experiencia, siguen formando parte del combinado nacional. Entre ellos destacan Elliot Ragomo, capitán y mejor jugador del clasificatorio oceánico, Samuel Osifelo, Micah Lea’alafa y el enérgico arquero Anthony Talo.