Finanzas

Informes financieros

La FIFA presenta cada año un informe financiero, acorde con las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF), que debe contar con la aprobación de una empresa auditora. A continuación, el informe tiene que recibir la aprobación de la Comisión de Finanzas de la FIFA, del Consejo de la FIFA y, por último, del Congreso de la FIFA.

La FIFA opera en un ciclo cuatrienal, y la inmensa mayoría (alrededor del 95 %) de los ingresos de la organización procede de la venta de los derechos de televisión, de marketing, de hospitalidad y de licencias, relacionados con la Copa Mundial de la FIFA™. Por otra parte, la mayoría de los gastos de la FIFA se dedican al desarrollo del fútbol en todo el mundo.

En términos concretos, los ingresos totales del ciclo cuatrienal 2015-2018 se presupuestaron en 5.656 millones de USD; la inversión total en el Programa de Desarrollo Forward de la FIFA (introducido a mediados de 2016) durante dicho ciclo alcanza los 1.079 millones de USD.

Actualmente, dado el importante incremento de los fondos para el desarrollo desde 2016, el escrutinio en todos los aspectos del mundo del fútbol es mucho más estricto. Existen controles financieros mucho más rigurosos, con la finalidad de garantizar que dichos fondos se usen como es debido. La totalidad de las 211 federaciones miembro y las seis confederaciones, que reciben fondos Forward, se someten cada año a una revisión de auditoría central por parte de auditores independientes de renombre.