Vanessa Allard, miembro del órgano de instrucción y responsable de investigación, ha concluido su examen de las actividades de Najeeb Chirakal y ha presentado su informe final, incluidas sus recomendaciones, al órgano de decisión de la Comisión de Ética que preside Hans-Joachim Eckert. La investigación sobre Chirakal se centró sobre todo en su relación con distintos pagos efectuados a oficiales del entorno futbolístico.

En su informe final, Allard recomienda que se prohíba a Chirakal de por vida participar en actividades relacionadas con el fútbol —administrativas, deportivas o de otra índole—, a raíz de su presunta violación de los artículos 13 (reglas generales de conducta), 18 (obligación de denunciar, cooperar y rendir cuentas), 19 (conflicto de intereses), 20 (aceptación y ofrecimiento de obsequios y otros beneficios), 21 (cohecho y corrupción), 41 (obligación de cooperar de las partes) y 42 (obligación general de cooperación) del Código Ético de la FIFA.

Chirakal será considerado inocente hasta que el órgano de decisión de la Comisión de Ética pronuncie oficialmente su fallo.