El órgano de decisión de la Comisión de Ética independiente, presidido por Hans‑Joachim Eckert, ha inhabilitado a Kirsten Nematandani, expresidente de la Federación Sudafricana de Fútbol, Jonathan Musavengana, exfuncionario de la Federación de Fútbol de Zambia y Banna Tchanile, exentrenador de la selección nacional de Togo, para ejercer todo tipo de actividades relacionadas con el fútbol (administrativas, deportivas o de otra índole), tanto en el ámbito nacional como internacional.

Los tres casos en cuestión están relacionados con partidos amistosos internacionales disputados en Sudáfrica en 2010, así como con casos resueltos por el órgano de decisión en octubre de 2015 y marzo de 2016. La investigación, iniciada en septiembre de 2015, fue dirigida por Djimrabaye Bourngar, vicepresidente del órgano de instrucción de la Comisión de Ética, y el informe final de la misma se remitió al órgano de decisión el 17 de agosto de 2016.

En este sentido, Nematandani fue declarado culpable de haber infringido los arts. 13 (Reglas generales de conducta), 15 (Lealtad) y 18 (Obligación de denunciar, cooperar y rendir cuentas) del Código Ético de la FIFA (CEF) y ha sido inhabilitado para participar en todo tipo de actividades vinculadas a fútbol durante cinco años. Por otra parte, el órgano de decisión declaró culpables a Musavengana y Tchanile de haber infringido los arts. 13 y art. 21 (Cohecho y corrupción) del CEF, inhabilitándolos de por vida.

En vista de que Musavengana y Tchanile no facilitaron al órgano de decisión sus números de fax para notificar la sentencia, los fundamentos de las dos resoluciones se publicarán, de forma excepcional, en FIFA.com, de acuerdo con el art. 36, apdo. 2 del CEF.

Las sanciones entran en vigor el 8 de diciembre de 2016, fecha de su publicación en FIFA.com.