La Federación Griega de Fútbol (FGF) ha sido sancionada por alinear en un partido amistoso contra Turquía el 17 de noviembre de 2015 a un jugador que no cumplía los criterios de convocatoria.

Se declaró ganadora a la selección turca por 3-0 y, además, la federación griega fue sancionada con una multa de 4000 CHF por la Comisión Disciplinaria de la FIFA, que la consideró responsable de incumplir el art. 55, apdo. 2 del Código Disciplinario de la FIFA (CDF).

La sanción se vincula a Apostolos Giannou, que ya había participado en una competición juvenil oficial con la selección australiana y que disputó el citado encuentro con el combinado griego sin que la FGF solicitara previamente una decisión sobre el cambio de federación, tal y como establecen el art. 5 y el art. 8, apdos. 1 y 3 del Reglamento de Aplicación de los Estatutos de la FIFA.