El ente rector del fútbol mundial ha decidido suspender a la Federación Pakistaní de Fútbol (PFF) con efecto inmediato de conformidad con la decisión que el Bureau del Consejo de la FIFA adoptó el pasado 10 de octubre por injerencia de terceros.

El bureau adoptó esta decisión como resultado del hecho de que las oficinas y cuentas de la PFF siguen bajo el control de un administrador nombrado por los tribunales, lo cual —de conformidad con los Estatutos de la FIFA— constituye una violación de las obligaciones de la PFF de gestionar su actividad de manera independiente y sin la injerencia de terceros.

La suspensión se levantará una vez que las oficinas y el acceso a las cuentas de la PFF hayan sido restituidas a la PFF.

Tal y como dispone el art. 13 de los Estatutos de la FIFA, la suspensión conlleva la pérdida de todos los derechos como miembro de la federación internacional. Por un lado, ni las selecciones nacionales ni los clubes de la PFF tendrán derecho a participar en ninguna competición internacional hasta que finalice su suspensión y, por otro lado, ni la PFF ni ninguno de sus miembros u oficiales podrá ser beneficiario de ningún programa de desarrollo, curso o formación auspiciados por la FIFA o la Confederación Asiática de Fútbol (AFC). Asimismo, y de conformidad con el art. 16, apdo. 3 de los Estatutos de la FIFA, el resto de federaciones miembro no podrán mantener contacto de carácter deportivo con la PFF mientras esté vigente la suspensión.