El órgano de decisión de la Comisión de Ética independiente, presidido por Hans‑Joachim Eckert, ha inhabilitado de por vida a Eduardo Li, expresidente de la Federación Costarricense de Fútbol (FEDEFUTBOL) y exmiembro del Comité Ejecutivo de la CONCACAF, para ejercer cualquier tipo de actividad relacionada con el fútbol (administrativa, deportiva o de otra índole), tanto en el ámbito nacional como internacional.

El día 27 de mayo de 2015, a raíz de la publicación ese mismo día de un comunicado de prensa al respecto por parte del Departamento de Justicia de EEUU, dio comienzo la investigación del caso contra Li bajo la dirección de Cornel Borbély, presidente del órgano de instrucción de la Comisión de Ética.

El 7 de octubre de 2016, Li se declaró culpable de un cargo de asociación ilícita, de un cargo de delito informático y de un cargo de asociación para cometer delito informático. Su declaración de culpabilidad se refiere, entre otros, a dos tramas delictivas distintas: una de ellas, para solicitar y recibir sobornos de empresas de marketing en relación con la concesión de los derechos de comercialización de los clasificatorios para el Mundial de la FIFA de la región de la UNCAF, mientras que la segunda trama guarda relación con ciertos acuerdos para que la selección nacional de su país disputase encuentros amistosos en la región de la UNCAF.

El órgano de decisión halló a Li culpable de contravenir el art. 13 (Reglas generales de conducta), 15 (Lealtad), 18 (Obligación de denunciar, cooperar y rendir cuentas), 19 (Conflicto de intereses) y 21 (Cohecho y corrupción) del Código Ético de la FIFA. A consecuencia de lo anterior, no podrá volver a participar nunca más en actividades relacionadas con el fútbol (administrativas, deportivas o de otra índole) en el ámbito nacional ni en el internacional.

La sanción entrará en vigor en cuanto la decisión sea notificada.