La FIFA protege la integridad del fútbol y combate la corrupción en este deporte trabajando conjuntamente con sus asociaciones miembro y confederaciones para darle al fútbol las bases sólidas que necesita para prosperar.