La FIFA Interactive World Cup es, actualmente ,el mayor torneo virtual del mundo pero, como suele pasar con las historias de éxito, la competición tuvo unos inicios muy humildes. Te invitamos a un viaje a través de la historia de este torneo, empezando por la primera edición de la prueba reina mundial interactiva.

La primera prueba presencial de clasificación para la FIWC tuvo lugar en 2004 en la punta sur del continente africano. Sudáfrica acababa de recibir la noticia de que albergaría la Copa Mundial de la FIFA 2010, haciendo de Johannesburgo el lugar perfecto para escenificar el primer campeonato mundial interactivo de la FIFA. En aquel entonces, la clasificación para la gran final de la FIWC sólo era posible a través de los torneos regionales preliminares. Mientras que los participantes de hoy provienen de todos los rincones del planeta, sólo un puñado de miles de jugadores procedentes de nueve países distintos compitieron por la primera corona de la FIWC.

Un brasileño, primer campeón de la FIWC
La primera edición de la FIWC concluyó con una gran final, que se celebró en la sede de la FIFA en Zúrich, Suiza. Ocho finalistas pugnaron por convertirse en el primer campeón de la FIWC. El brasileño Thiago Carriço de Azevedo se impuso al resto de los contendientes y disfrutó de la oportunidad de codearse con sus ídolos en la gala del Jugador Mundial de la FIFA.

Para Thiago el mejor del mundo era Ronaldinho. "No puedo esperar a subirme al mismo escenario que Ronaldinho. Él es uno de mis héroes", declaró el brasileño después de ganar la final en Zúrich. El primer campeón de la FIWC consiguió incluso más de lo que esperaba, porque pudo presenciar la consagración de Ronaldinho como mejor jugador del mundo en 2004.

2005 y 2006, los años de los héroes locales
La segunda gran final, celebrada en Londres en 2005, reunió a los diez mejores videojugadores del mundo. Chris Bullard aprovechó al máximo la ventaja de jugar en casa para conquistar el codiciado trofeo. Al año siguiente también hubo un campeón autóctono, pues el holandés Andries Smit salió victorioso de la edición de 2006, organizada en Amsterdam.

El número de participantes en la FIWC ha ido creciendo cada año. En 2008 la cifra ya había alcanzado los 28.000 concursantes. Los 32 mejores fueron invitados a batirse en la gran final. Nada menos que 20.000 espectadores presenciaron el evento en el Sony Centre de Berlín. La victoria de Alfonso Ramos constituyó la primera de un español en el torneo.

Medio millón de jugadores en 2009
La introducción de competiciones de clasificación por Internet para la FIWC hizo que el número de participantes explotara hasta sobrepasar el medio millón en 2009. La gran final de 2009, celebrada en Barcelona, puso el broche de oro a una temporada fantástica. Actividades de fútbol playa y actuaciones de animadoras, malabaristas del balón y pinchadiscos amenizaron el acontecimiento dentro y fuera de la cancha virtual en Barcelona. Y el francés Bruce Grannec se hizo con el preciado título tras derrotar por 3-1 al mexicano Rubén Zerecero en una final inolvidable. Pero quienes pensaron que la edición de 2009 no podría ser superada en cuanto a diversión y entretenimiento se llevaron una sorpresa al año siguiente.

2010, el año de los récords
La edición de 2010 de la FIWC estableció nuevos patrones de referencia para la competición mundial. La cifra increíble de 775.000 participantes contribuyó a que la FIFA Interactive World Cup cimentara su posición en el Libro Guinness de los Récords como mayor torneo de videojuegos del planeta, una distinción que la FIWC sigue defendiendo en la actualidad. El estadounidense Nenad Stojkovic ganó el título de la FIWC 2010 ante la atenta mirada de los 11.000 espectadores congregados en la playa de Barcelona, y se convirtió así en el primer jugador norteamericano que se ceñía la corona mundial.

La FIWC 2011 llega a Hollywood
869.543 videojugadores compitieron en la FIWC 2011, batiendo de nuevo el récord de participantes en el torneo. Una impresionante gran final se celebró en la ciudad de Los Ángeles, donde 24 finalistas disfrutaron de mansiones, limusinas, yates y helicópteros durante el glamuroso torneo. “Nunca habría soñado con vivir algo así”, declaró el campeón de 2011, Francisco Cruz. El portugués, que entonces tenía 16 años, sigue siendo el jugador más joven que ha ganado la Copa Mundial del fútbol virtual.

El millón en 2012
La competición superó el millón de jugadores en 2012, año en el que más de 1.300.000 participantes compitieron con la esperanza de viajar a Dubái para la gran final de 2012, de tres días de duración, transmitida en directo por FIFA.com, una tradición que continúa hasta la actualidad. La gran final se saldó con una tensa tanda de penales entre dos excampeones del mundo, de la que salió el ganador. Alfonso Ramos se impuso a Bruce Grannec y se convirtió así en el primer jugador de la historia que ganaba dos títulos de la FIWC. Le entregó el trofeo nada más y nada menos que el campeón de la Copa Mundial de la FIFA 2006™ Luca Toni.

Máquina por partida doble en 2013
La larga espera de Francia por una segunda corona mundial terminó en la FIWC 2013. El francés Bruce 'La máquina' Grannec, que había perdido la final de 2012 a los penales, remontó su trayectoria cuando ya se encontraba a las puertas de la eliminación en la fase de grupos y terminó proclamándose campeón en la capital de España. Hasta la fecha, Grannec y Ramos son los dos únicos jugadores que han conquistado en dos ocasiones la FIWC.

Fiebre de la Copa Mundial (2014)
La Copa Mundial de la FIFA™ virtual y real coincidieron por primera vez en 2014 en el mismo país. Brasil se convirtió a la vez en nación anfitriona de la Copa Mundial de la FIFA 2014™ y de la gran final de la FIWC 2014. La fiebre del Mundial del fútbol virtual y real inundó Río de Janeiro, y los 20 grandes finalistas disfrutaron de una inolvidable experiencia mundialista. El legendario Ronaldo entregó a August Rosenmeier (Dinamarca) el trofeo de campeón. Al día siguiente de su victoria en el monte Pan de Azúcar, el joven de 18 años asistió al encuentro de cuartos de final entre Alemania y Francia, junto con los demás finalistas. Dentro del mítico Maracaná, August se quedó impresionado cuando poco después del saque inicial se emitió por las pantallas gigantes del estadio un vídeo con los mejores momentos de la FIWC2014. Unos 74.220 aficionados al fútbol aplaudieron mientras veían las imágenes de los goles del joven danés, de su victoria y del momento en el que recibió el trofeo de manos de Ronaldo en el Pan de Azúcar.

En el país de los campeones del mundo (2015)
Para la FIWC 2015, el torneo viajó al país de la actual campeona de la Copa Mundial de la FIFA, Alemania. Celebrada en Múnich, la gran final de 2015 fue la primera que vio a un campeón asiático en el FIFA de EA SPORTS™. Con su actuación en Múnich, Abdulaziz Alshehri, cuartofinalista en 2012, semifinalista en 2013 y, por último, campeón del mundo en 2015, encarnó la fortaleza de carácter que se requiere para ganar la FIWC. “No hay que rendirse jamás”, fueron las palabras que pronunció el saudí en el escenario del Volkstheater de Múnich, “Nunca, nunca te rindas”.

Más grande que nunca en 2016
La XII edición de la FIWC pasará a la historia por ser la primera que se disputó en las dos consolas líderes del mundo. Los mejores jugadores del mundo de PlayStation y de Xbox compitieron por llegar a la Gran Final que se celebró en Nueva York del 20 al 22 de marzo. Más de 2,4 millones de jugadores participaron y finalmente fue el danés Mohamad Al-Bacha, de 17 años, quien se llevó el título tras una disputada final a doble partido que mucho consideraron una de las mejores de la historia del torneo.

2017 refleja el ascenso de los eSports
2017 es el año en el que la FIWC abrazó el aumento en el interés y la expansión de los eSports. Los premios en metálico del torneo de videojuegos más grande del mundo se han incrementado hasta los 300.000 USD. La primera FIFA Interactive Club World Cup se ha sumado a la jornada de clasificación de la Gran Final -24 jugadores de 19 clubes profesionales de fútbol competirán por estar en la final- y a la propia Gran Final (16-18 de agosto) que, una vez más, se jugará tanto en PlayStation®4 como en Xbox One.