• Alan Brin es uno de los precursores de los deportes electrónicos 
  • Ahora entrena al jugador francés “PSG Daxe” 
  • Ya asesoró a Bruce Grannec en sus dos victorias en la FIWC
Alan Brin es uno de los precursores de los deportes electrónicos. En su día acompañó al mítico Bruce Grannec, ahora entrena a Lucas “Daxe” Cuillerier, y se dio cuenta antes que nadie del potencial que tenía esta disciplina. 

“Yo considero el eSport un verdadero deporte. Los ingredientes son los mismos. Hace falta trabajo, una buena higiene de vida, rigor, fortaleza psicológica, respeto, humildad… Si no se tiene todo eso, no se podrá llegar lejos”, explica el francés, apodado Zal, a FIFA.com.

Un entrenador nato
“Llegué bastante tarde a los videojuegos, tendría unos 26 años. No era necesariamente el más dotado, pero en el aspecto psicológico no me rendía nunca. En un momento dado, formamos un equipo y recorrimos Francia para hacer torneos. Yo no tardé en convertirme en la persona que hablaba, quien definía la estrategia y motivaba a los demás…”.

Fue hace más de diez años, toda una eternidad. Los deportes electrónicos estaban dando entonces sus primeros pasos. “Lo hacíamos como podíamos, de cualquier manera, éramos un pequeño grupo de entusiastas, no había partidas por Internet, todo era en red local. Cada uno traía su material y se las arreglaba”, cuenta con voz ronca.

A por la confirmación
El hecho de formar parte actualmente del París Saint-Germain eSport, que lo fichó el año pasado para ocuparse de su nuevo fichaje, “Daxe”, ha aumentado considerablemente la comodidad con la que trabaja, aunque también la exigencia de resultados. A pesar de protagonizar una buena temporada, en la que ha disputado varias finales regionales, y de la clasificación para el Campeonato Ultimate Team de Berlín, el joven prodigio todavía no ha conseguido alcanzar la gran cita de la modalidad.

¡Última oportunidad par aclasificar a la @FIWC! Guarden la fecha, nos enfrentaremos a los mejores clubes de fútbol el 5 de agosto. 

Este sábado 5 de agosto, en Londres, escenario de la edición inaugural de la FIFA Interactive Club World Cup, tratará de guiar a su protegido hacia la victoria en la división Xbox One, para acceder por fin a la Gran Final de la FIWC 2017, una prueba que Grannec se adjudicó en dos ocasiones, en 2009 y 2013, con Brin como entrenador.

Brin visto por Grannec:
“Con él nunca se tira la toalla. Aunque uno piense que ha empezado con mal pie y que el partido se le va a escapar de las manos, él consigue encontrar una breve frase en el momento adecuado que permite, a veces, remontar el marcador, incluso aunque ya se diese por perdido. Su función es muy importante”. 

Psicología
Zal
ve además similitudes entre “Daxe” y su antiguo discípulo: “Comparte una cualidad muy poco común con Bruce, que no hace falta decirle las cosas dos veces. Cuando se le da un buen consejo, lo asimila y lo pone en práctica enseguida. Todavía es muy joven, y tiene un margen de progresión enorme”.

“Es un papel distinto al de entrenador de fútbol, porque el FIFA es un deporte individual. Me considero como un entrenador de boxeo, en cierto modo. Trabajo mucho el plano psicológico con mis jugadores. Eso pasa por debatir las cosas, y por pequeños detalles. No soy yo quien va a explicarle a mi jugador cómo tiene que hacer un regate u otro, sino que trabajo psicológicamente con él antes, durante y después de la competición”.