Egipto y Camerún se medirán este domingo por el trono africano y por representar a su continente en la Copa FIFA Confederaciones Rusia 2017. En la previa de la gran final de esta 31ª edición de la Copa Africana de Naciones (CAN), en FIFA.com te proponemos un repaso por algunas de las finales más apasionantes y trascendentales de la historia del torneo.

1957: Egipto 4-0 Etiopía
El 16 de febrero de 1957 se celebró en Sudán la primera final de la Copa de Naciones, donde se midieron Egipto y Etiopía. Sorprendentemente, dada la magnitud actual del campeonato, solamente tres naciones disputaron esta edición inaugural y, de entre ellas, Etiopía recibió el pase directo a la final. Los Faraones, que habían eliminado en semifinales a la anfitriona, Sudán, alzaron el primero de sus siete títulos continentales gracias al recital de un hombre: Mohamed Ad-Diba. El delantero marcó los cuatro goles de la noche, todo un récord de la CAN que sigue vigente en la actualidad. Once años después, el ex goleador volvió a inscribir su nombre en los anales del campeonato al participar en la final de 1968 ¡como árbitro!

1962: Etiopía 4-2 Egipto
Egipto volvió a hacer historia cinco años después, pero no como le habría gustado. En esta ocasión, se convirtió en el primer y único equipo que se ha puesto por delante dos veces en el marcador de una final de la CAN para acabar perdiendo el partido. Etiopía se desquitó a lo grande. Aunque llevaba una ventaja de 2-1 a falta de seis minutos para el pitido final, Egipto perdió garra en la prórroga y acabó sucumbiendo a los goles de Italo Vassalo y Mengistou Worku.

1965: Ghana 3-2 Túnez
Las Estrellas Negras de Ghana, que habían ganado su primera CAN dos años antes, defendieron con éxito el título en Túnez, aunque tras una lucha titánica. Al cabo de 90 emocionantes minutos de juego contra su anfitriona norteafricana, el marcador reflejaba un 2-2. Un gol de Frank Odoi en el minuto 6 de la prórroga decantó el encuentro del lado de los ghaneses.

1972: Congo 3-2 Malí
La primera visita de la CAN a Camerún terminó con un partido apasionante, con cinco goles y un vuelco espectacular en el espacio de siete minutos de la segunda parte. Sólo eso tardó el Congo en convertir un déficit de 0-1 en una ventaja de 3-1 mediante los goles de Francois M’Pele y Michel M'Bono (2), quienes propulsaron a Les Diables Rouges a su primera y, hasta el momento, única corona continental.

1974: Zaire 2-0 Zambia
Hicieron falta 210 minutos de juego para separar a Zaire y Zambia en 1974 y, por primera y única vez en la historia de la CAN, se recurrió a una repetición del partido para decidir el destino del trofeo. El primer encuentro había terminado con empate 2-2 tras la prórroga y, como el reglamento del campeonato no contemplaba las tandas de penales, los jugadores empezaron de nuevo dos días después. Zaire, que se había quedado sin victoria al encajar un gol en el minuto 120 del choque anterior, se aseguró el triunfo en el segundo encuentro gracias a un doblete de Mulamba Ndaye, autor de dos goles también en la cita original.

1984: Camerún 3-1 Nigeria
Dos años después de haber quedado imbatido en su primera Copa Mundial de la FIFA, Camerún alzó su primer trofeo de la Copa Africana de Naciones con una vibrante victoria por 3-1 sobre Nigeria en Costa de Marfil. Los Leones Indomables, que habían perdido ante Egipto en la fase de grupos, necesitaron los penales para imponerse a Argelia en semifinales, pero estuvieron a la altura de su apodo en la final, donde remontaron el marcador para hundir a la Súper Águilas con goles de Rene N'Djeye, Theophile Abega y Ernest Ebongue.

1992: Costa de Marfil 0-0 Ghana (11-10 PEN)
No se vio ningún gol durante el tiempo reglamentario, pero Costa de Marfil y Ghana brindaron una de las tandas de penales más emocionantes que se hayan vivido jamás. Se necesitó la friolera de 24 lanzamientos para decidir el resultado. Los Elefantes conquistaron su única Copa de Naciones hasta la fecha después de que Alain Gouamene parara el disparo de Tony Baffoe.

1994: Nigeria 2-1 Zambia
Fue un encuentro lleno de emoción, pues se celebró cuando todavía no había transcurrido un año desde el accidente aéreo que se cobró la vida de 18 miembros de la selección de Zambia. Tras una carrera desbocada y casi milagrosa hasta la final, los zambianos llegaron incluso a tomar ventaja en el minuto 4 de este partido celebrado en Túnez, pero acabaron batidos por un doblete de Emmanuel Amunike.

1996: Sudáfrica 2-0 Túnez
Otra final trascendente tuvo lugar en Sudáfrica dos años después, con unos Bafana Bafana totalmente decididos a hacerse con el triunfo en suelo patrio. Dos goles de Mark Williams regalaron a la afición la final soñada, que celebraron a lo grande los 80.000 espectadores reunidos en el estadio, encabezados por Nelson Mandela.

2000: Camerún 2-2 Nigeria (4-3 PEN)
La final más emocionante de los últimos tiempos se disputó en Lagos, aunque en esta ocasión no hubo final feliz para los anfitriones. Nigeria logró remontar dos goles en contra, pero Camerún, con un joven Samuel Eto’o rebosante de forma, alzó el triunfo al cabo de la tanda de penales, gracias al acierto de Rigobert Song.

2012: Zambia 0-0 Costa de Marfil (8-7 PEN)
Siete de las últimas ocho finales de la CAN han terminado 0-0 o 1-0, y la de 2012 no fue la excepción, pero si bien el partido en sí no tuvo un fútbol excepcional, será siempre recordado por su fuerte componente emocional. En una dramática tanda de penales en la que Kolo Toure y Gervinho fallaron para los súper favoritos Elefantes, Zambia pudo alzar los brazos y dedicar el título al plantel de la selección zambiana que años atrás, en 1993, había perecido en esa misma ciudad de Libreville en un accidente aéreo que conmocionó al mundo del fútbol.