• La final de ida, disputada en Monterrey, finalizó 1-1
  • El ganador representará a la CONCACAF en EAU 2017
  • “Podemos competir a cualquier equipo”, afirma el arquero de Pachuca Alfonso Blanco

El destino pronto dictará sentencia. Este 26 de abril se vivirá el partido de vuelta de la final de la Liga de Campeones de la CONCACAF 2016-17 y conoceremos al representante de la Zona Centro, Norteamérica y Caribe en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA EAU 2017.

De 24 equipos que comenzaron el sueño, sólo Pachuca y Tigres, subcampeón el año pasado, alcanzaron a llegar al último duelo. El partido de ida, en Monterrey, tuvo muchas emociones, penales fallados y gritos ahogados de gol gracias a las grandes actuaciones de los porteros.

Ambos equipos dejaron todo en la cancha y en el marcador se repartieron un gol para cada uno.

Ahora, en Pachuca, tuzos y felinos no tienen más tiempo y alguien tendrá que gritar campeón sí o sí. Las estrategias ya son conocidas: Tigres cuenta con un experimentado equipo de mucha potencia al frente; mientras que los anfitriones cuentan con juventud, explosividad y mucho orden para defender.

Ambos clubes vienen de perder su partido en la liga mexicana luego de reservar algunos jugadores titulares para su importante cita. ¿Qué equipo se impondrá? ¿Será Tigres capaz de romper el invicto que Pachuca mantiene en casa desde el 16 de enero de 2015? ¿Logrará Pachuca asegurar su cuarta participación mundialista? 

¡Que ruede la pelota y que lleguen las respuestas!

Hemos oído…
“Hemos conformado un muy buen grupo en el vestidor. Pachuca es un equipo que se entrega al 100%, y que cuando juega a tope, le puede competir al equipo que le pongan enfrente”.
Alfonso Blanco, arquero del Pachuca, en exclusiva a FIFA.com.