Atlético Nacional de Colombia se consagró, por segunda vez en su historia, como campeón de la Copa Libertadores al derrotar en una vibrante serie final al sorprendente Independiente del Valle de Ecuador. Miguel Ángel Borja fue el héroe de la definición al convertir el tanto de la victoria decisiva en el estadio Atanasio Girardot de Medellín. 

Esta final fue la primera entre equipos de la costa del Pacífico sudamericano, y también la primera en 25 años sin equipos de Argentina o Brasil. A los colombianos, que habían alzado el trofeo en 1989, el triunfo les otorgó el billete a la Copa Mundial de Clubes de la FIFA Japón 2016, certamen al que ya están clasificados Real Madrid, Auckland City y América de México.

El triunfo del Verdolaga dejó, además, varios datos para la historia. El goleador Borja, que llegó para las semifinales, anotó cinco goles que lo erigieron como el artillero del equipo y se convirtió en el primer futbolista en ganar los dos títulos de clubes más importantes del continente con elencos colombianos: la Copa Sudamericana 2015, con Independiente Santa Fe y la Libertadores 2016, con Atlético Nacional.

Por su parte, Alejandro "El Lobito" Guerra es el primer futbolista venezolano que  el título del certamen de clubes más antiguo de Sudamérica.

El campeón 
Atlético Nacional fue el mejor equipo de la competición, el que más puntos sumó, más goles anotó y el que menos dianas recibió. Registró cinco victorias ante Huracán, Sporting Cristal y Peñarol y un solo empate ante el elenco argentino en Medellín. En octavos, se midió de nuevo a Huracán, al que doblegó por un 4-2 global.

En cuartos enfrentó al, según palabras del entrenador Verdolaga Reinaldo Rueda, más difícil de todo el torneo: Rosario Central. Los Canallas fueron los únicos que le ganaron un partido (1-0) en el Gigante de Arroyito, pero el Paisa los eliminó por 3-1 en el Atanasio Girardot en una remontada épica tras comenzar perdiendo por 1-0. En semis sortearon al Sao Paulo con sendas victorias por 2-0 a domicilio y 2-1 en casa. En la serie decisiva dejaron atrás a Independiente del Valle con empate 1-1 en Quito y triunfo por 1-0 en Medellín.

Las claves
El arquero argentino Franco Armani fue uno de los pilares del conjunto cafetero en la consagración. Con su seguridad y atajadas espectaculares, el portero finalizó imbatido la primera fase y sólo recibió seis dianas en toda la competición. 

El combinado de Rueda también tuvo el ataque más efectivo. Los 25 goles del Paisa se reparten de la siguiente manera: Miguel Angel Borja (5), Orlando Berrío (4), Jonathan Copete (3), Marlos Moreno (3), Alejandro Guerra (3), Daniel Bocanegra (2), Víctor Ibarbo (2), Luis Carlos Ruiz (1), Macnelly Torres (1) y Dávinson Sánchez (1).

Independiente del Valle redondeó una actuación inolvidable en su tercera participación en la Copa. Eliminó a River Plate, Pumas de México y Boca Juniors. Sustentó su recorrido con la firmeza del arquero Librado Azcona, la solvencia de Arturo Mina, el talento de Junior Sornoza y los goles de José Angulo. Los ecuatorianos fueron los campeones de la solidaridad: donaron lo recaudado como local, desde octavos en adelante, a los afectados del terremoto del pasado 16 de abril.

Números que hablan
78,5. El porcentaje de rendimiento del conjunto de Medellín. Sumó 33 unidades de 42 posibles y destronó a Boca Juniors, que había acumulado 32 en 2003, como el elenco que más puntos sumó en la historia del certamen y terminó como campeón. Ganó diez encuentros, empató tres y perdió solamente uno.

¿Sabías que…?
El capitán de Atlético Nacional, Alexis Henríquez, se convirtió en el primer colombiano en ganar dos Libertadores con dos equipos de su país. En la edición de 2004 se había consagrado con el Once Caldas en la final ante Boca Juniors.

Hemos oído…
"¡Esto es un sueño! Fue un buen gol. No dependo del escudo para anotar, dependo de la gracia de Dios".
Miguel Angel Borja, autor del gol decisivo en la final.

“Fue justo. Ellos tuvieron muy buenos primeros 20 minutos y fueron muy superiores a nosotros. Estoy tranquilo y orgulloso de los jugadores. Vamos a valorar todo lo que logramos, un equipo muy joven si analizamos el promedio de edad, creo que somos el más joven de la Copa con jugadores que a lo largo de la Copa fueron madurando, creciendo".
El entrenador de Independiente del Valle, Pablo Repetto, luego de la final.