Eamon Zayed, nacido en Dublín, disputó la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA EAU 2003 con la camiseta de la República de Irlanda. El delantero, que también posee la nacionalidad libia, destacó la pasada campaña tras aupar al Persépolis iraní hasta los octavos de final de la Liga de Campeones de la AFC 2012.

Después de caer eliminado en la máxima competición asiática de clubes, el joven jugador de 28 años se ha convertido en un ídolo en Teherán, donde los hinchas del club le han apodado Mister Hat Trick, en alusión a sus numerosas tripletas de goles en la liga iraní y en la Liga de Campeones asiática.

FIFA.com ha tenido la oportunidad de entrevistarlo, para hablar de sus hazañas con el Persépolis en la Liga de Campeones asiática, de su adaptación al fútbol iraní y de su sueño de participar con Libia en la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™.

Eamon Zayed, su carrera se inició hace diez años. ¿Puede hablarnos de los mejores momentos de su trayectoria futbolística?
He vivido varios momentos mágicos durante estos diez años, y sigo disfrutando mucho sobre el césped. Mi mejor recuerdo, probablemente, sigue siendo el Mundial sub-20 que jugué con la República de Irlanda. He pasado la mayor parte de mi carrera en ese país, y he tenido la suerte de ganar varios títulos colectivos e individuales. En 2003, fui elegido mejor jugador joven por mis compañeros y, ocho años después, fui designado mejor jugador de la liga, al tiempo que me erigía en su máximo goleador.

A propósito de esos galardones de máximo artillero y mejor jugador en 2011, ¿cree que se trata de sus mejores premios conseguidos hasta la fecha?
El año 2011 fue muy especial para mí. Fiché por el Derry City, y allí redescubrí el placer de jugar al fútbol. Esa temporada fue fantástica, pues gané los tres títulos que faltaban en mi palmarés. Sencillamente, fue algo inolvidable.

¿Por qué optó luego por recalar en el Persépolis iraní?
La directiva del club contactó conmigo tras mi buena campaña con el Derry en 2011. Al principio no me entusiasmaba demasiado jugar en Irán, pero cambié de opinión tras haber hablado con compatriotas irlandeses que vivían allí. El Persépolis es uno de los clubes más prestigiosos de Asia, y cuenta con millones de seguidores. Estaba convencido de que no me arrepentiría de mi decisión.

Los hinchas del Persépolis le han apodado Mister Hat Trick como consecuencia de sus habituales tripletas. ¿Le resulta halagador?
No hay nada mejor que meter un gol. He metido muchos desde que empecé en esto, y puedo asegurar que dar la victoria a tu equipo es una sensación extraordinaria. Es muy complicado encontrar el camino del gol, y tal vez eso explique por qué los delanteros son tan caros. Los seguidores del Persépolis son increíbles, y le dan otra dimensión al club. Es un honor para mí que me llamen así. Vaya por donde vaya, la gente me hace la señal del tres con sus dedos. Me parece genial.

Este año ha dado mucho que hablar tras marcar cinco tantos en seis partidos de la Liga de Campeones asiática. ¿Cómo valora su actuación en esa competición?
Jugar y marcar en la Liga de Campeones es algo fantástico. Si hace un año me hubiesen dicho que iba a disputar esta competición y a meter goles en ella, ¡no me lo habría creído! Lograr 5 goles en 6 partidos no es moco de pavo. Desgraciadamente, no lo hicimos bien en nuestra visita al Al Ittihad saudí en octavos de final [a partido único]. La victoria de nuestro rival fue incontestable. Pero en general, puedo decir que esta primera experiencia en la Liga de Campeones asiática fue un éxito para mí. 

Previamente, también vivió experiencias interesantes en Europa con el Drogheda United y el Sporting Fingal. ¿En qué se diferencian las competiciones europeas de las asiáticas?
He tenido la suerte de jugar la Liga Europa, la Liga de Campeones de la UEFA y la Liga de Campeones asiática, y he visto puerta en todas ellas. Creo que las competiciones europeas son más exigentes físicamente. El intenso calor que impera en Asia, especialmente al oeste del continente, puede explicar la mayor lentitud del juego, aunque la Liga de Campeones presenta un nivel muy bueno técnicamente. Los equipos europeos, no obstante, saben leer el juego de una forma más inteligente, y por eso son los mejores del mundo.

Hablemos un poco de la selección libia, que ha arrancado muy bien en la fase de clasificación para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™, con una victoria ante Camerún y un empate frente a Togo. ¿Qué opciones tiene Libia en este grupo, en el que también figura la RD del Congo?
Se trata de un grupo muy cualificado, y creo que Camerún sigue siendo favorito. Pero después de nuestros dos primeros partidos, podemos clasificarnos. En el fútbol no hay nada imposible. Si lográsemos el billete mundialista, sería todo un acontecimiento para nuestro país, después de todo lo que ha tenido que sufrir.

¿Cree que Libia todavía puede clasificarse para la Copa Africana de Naciones 2013, tras la derrota del mes pasado ante Argelia (0-1)?
No será fácil, porque ahora habrá que vencer a los argelinos en su campo. Sin embargo, a pesar de la derrota, no hay que olvidar que dispusimos de muchas ocasiones. Espero que estemos más acertados en Argelia.

Todavía no ha obtenido la autorización definitiva para jugar con Libia. Si la situación se desbloquea, ¿piensa que podrá participar en las fases de clasificación para la CAN y para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™?
Deseo que la cosa se mueva antes del partido de vuelta, para poder ayudar a Libia a clasificarse para la CAN. Sé que puedo aportar muchas cosas a la selección, y pienso que con uno de mis famosos hat tricks debería bastarnos para acceder a una fase final [risas].