El nuevo proyecto del argentino Juan Antonio Pizzi en el Valencia arrancó con un triunfo ante el Levante por 2-0 gracias a un tanto de su compatriota Pablo Piatti. Además, el hispano-brasileño Diego Costa estuvo en el origen de la jugada del único gol del Atlético de Madrid en su victoria frente al Málaga. En Portugal, el zaguero argentino Nicolás Otamendi participó activamente en la goleada por 6-0 del Porto frente al Atlético de Portugal en los octavos de final de la Copa nacional.

En su debut en la Liga española, Pizzi dispuso algunas variantes en la formación inicial del conjunto ché. Una de ellas fue la del mediapunta Piatti, que arrancó en la banda izquierda y adelantó a los locales al borde del descanso al aprovechar un balón sin dueño dentro del área en el minuto 42. El Valencia llega así a las 23 unidades.

Éver Banega, compatriota de Piatti y del nuevo entrenador, fue suplente y entró a falta de 10 minutos para el final.

El hispano-brasileño Diego Costa fue decisivo en el triunfo sin brillo del Atlético de Madrid, que con 49 puntos ocupa el liderato en solitario de la Liga, a la espera del encuentro que jugarán el domingo el Barcelona y el Elche en el Camp Nou.

Los rojiblancos, después de las vacaciones navideñas, lograron un triunfo importante aunque sin brillo gracias a una genialidad de Costa, que fabricó una acción de la nada en la banda izquierda que acabó con el único tanto del partido, obra de Jorge Resurrección Koke, a los 70 minutos.

En la portería del Málaga volvió a destacarse el portero argentino Wilfredo Caballero. Despejó un disparo de Juanfran al principio, evitó el tanto poco después, detuvo un gran remate del turco Arda Turan e, incluso, logró detener el primer tiro de Adrián López en la acción del gol del Atlético de Madrid.

Jackson y Otamendi, en el set del Porto
En la Copa de Portugal, Jackson Martínez y Nicolás Otamendi fueron protagonistas. El delantero colombiano fue punzante pero no tuvo suerte de cara al gol en el 6-0 ante el Atlético de Portugal. Disparó al larguero y envió alto un magnífico testarazo antes de ser sustituido promediando la segunda parte.

Otamendi mostró su solidez habitual en defensa pero, además, se incorporó al ataque y marcó el 5-0 de los Dragones con un cabezazo a la salida de una falta.