Fútbol Mundial

Regalos de Navidad para el mundo del fútbol

(FIFA.com)
Brazilian footballer Jairzinho (Jair Ventura Filho), giving a victory sign
© Getty Images
  • Varios veteranos mundialistas nacieron un 25 de diciembre
  • Jairzinho y Amuneke aparecen entre los nombres destacados
  • *FIFA.com le echa un vistazo a cumpleañeros navideños *

Los señores Ventura recibieron el mejor regalo de Navidad de sus vidas el día 25 de diciembre de 1944, aunque en aquel momento no podían imaginarse que, con el tiempo, sería también un regalo perfecto para el mundo del fútbol. Aquel tierno bebé que acunaban en sus brazos creció hasta convertirse en El Huracán (O Furacão), uno de los futbolistas más fascinantes, incisivos y letales de la historia.

Jair Ventura Filho, Jairzinho, fue todo eso y mucho más. Se echó sobre la espalda el peso del dorsal número 7 que heredó de Garrincha en el Botafogo, y con él tiró del equipo hasta conquistar una larga serie de triunfos y ascender al Olimpo de los dioses del club. Después, Jairzinho saltó limpiamente los obstáculos de la edad (31 años) para desempeñar una labor decisiva en la victoria del Cruzeiro en la Copa Libertadores de 1976, y el de la encarnizada competencia para afianzarse en el extremo derecho de la selección brasileña.

A Jairzinho se le recuerda sobre todo por sus hazañas en la Copa Mundial de la FIFA México 1970, donde, en pleno apogeo personal, contribuyó a llevar a la selección nacional de Brasil al cénit de su gloria. Jairzinho estuvo imperial e imponente en todo el certamen. Con su corpulencia descomunal, su velocidad vertiginosa y sus fintas, intimidó y agotó por igual a los rivales de aquella impresionante Seleção que alzó el Trofeo Jules Rimet. Entre otras gestas, el delantero vio puerta en todas las rondas de la competición.

Incluso después de colgar las botas, Jairzinho cumplió otra función de importancia trascendental para el fútbol: descubrir a Ronaldo, el astro brasileño convertido ya en leyenda de la Copa Mundial de la FIFA.

Varias coincidencias y similitudes permiten comparar a Jairzinho con Etienne Mattler. El defensa francés nació también un día de Navidad; en su caso, el de 1905. Era un jugador robusto y, sin embargo, sorprendentemente ágil. También él disputó tres Copas Mundiales de la FIFA, que lo distinguen como uno de los únicos cuatro hombres que participaron en todas las ediciones anteriores a la II Guerra Mundial. También Mattler sirvió infaliblemente a su equipo, el Sochaux, con el cual se proclamó campeón en la década de 1930 de las dos únicas ligas que figuran en el palmarés del club.

*Gary McAllister *capitaneó a Escocia en la Eurocopa de 1996. Los partidos que este cerebral y elegante mediocampista jugó en Inglaterra se cuentan entre el total de 57 que disputó con su selección nacional. Pero fue en el fútbol de clubes donde McAllister logró sus éxitos más sonados. Tras un papel estelar en el Motherwell y el Leicester City, el mediocampista fichó por el Leeds United, con el que se convirtió en campeón de la liga inglesa en 1992.

Sin embargo, cuando el Coventry City le dio la carta de libertad en 2000, nada hacía sospechar que, a los 36 años, el jugador añadiría otro capítulo glorioso a su carrera, y además en uno de los clubes más importantes del mundo. Con su memorable contribución, McAllister ayudó al Liverpool a cosechar cinco títulos en 2001 y, como colofón de una temporada inolvidable, recibió un MBE (el nombramiento de Miembro de la Orden del Imperio Británico) por los servicios prestados al fútbol.

Emmanuel Amunike, nacido el 25 de diciembre de 1970, es otro de los futbolistas que han dejado huella en la Copa Mundial de la FIFA. Pese a su escasa estatura, supo sacar el máximo partido a su velocidad endiablada y a su habilidad con el balón en los pies para propulsar a Nigeria hasta el primer puesto del Grupo D en Estados Unidos 1994, antes de su eliminación a manos de Italia en octavos de final. Aquellas actuaciones le valieron el título de Jugador Africano de ese mismo año. Dos años más tarde, un gol suyo otorgó a Nigeria la victoria por 3-2 sobre Argentina en la final del Torneo Olímpico de Fútbol. 

Entre el resto de participantes en la Copa Mundial de la FIFA que nacieron el día de Navidad se encuentran el mediocampista brasileño Amaral (nacido en 1954); el belga Guy Vandersmissen (1957); el guardameta holandés Joop Hiele (1958) y el canadiense Mike Sweeney (1959)

Y siguen las firmas: el astro boliviano Carlos Borja (1960); el colombiano Luis Antonio Moreno (1970); el rumano Gabriel Popescu (1973); los surcoreanos Choi Sung-Yong (1975) y Hyun Young-Min (1979), quienes alcanzaron con la República de Corea las semifinales de Corea/Japón 2002; Daniel Quauye (1980), de Ghana.

Más recientemente, se incorporaron a este club Milos Ninkovic (1984), de Serbia, Loco (1985), de Angola, Aleksey Kozlov (1986), de Serbia, y Ogenyi Onazi, de Nigeria (1992). 

Añadimos un nombre más a la lista:* Ramona Bachmann*. La suiza, nacida en la Navidad de 1990, se perfila como una de las figuras de peso en el debut de su selección en una Copa Mundial Femenina de la FIFA. Este año, en su lista de deseos al soplar las velas seguramente habrá alguno relacionado con Canadá. Tal vez uno de los regalos que le traiga Santa Claus tenga una entrega retrasada de seis meses...