Barcelona y Juventus son viejos conocidos. A lo largo de los años, se han visto las caras hasta en cinco ocasiones. En vísperas de su sexto duelo, en la gran final de la Liga de Campeones de la UEFA de este 6 de junio, FIFA.com te propone hacer un repaso histórico de sus anteriores enfrentamientos. ¿Quién saldrá triunfante en Berlín?

Juventus 2-4 Barcelona
1952, Copa Latina, semifinales
La Copa Latina fue un torneo anual de cuatro equipos que enfrentaba a los campeones de Francia, Italia, Portugal y España. Su cuarta edición se celebró en París. El Juventus puso rumbo al noroeste apenas cuatro días después de cosechar una victoria en Véneto que le había dado el Scudetto por un considerable margen de siete puntos. El Barcelona, en cambio, se desplazaba al norte tras jugar un único partido en diez semanas, en el que había remontado una desventaja de dos goles y derrotado al Valencia en una emocionante final de la Copa del Rey. El conjunto catalán se puso dos tantos por delante en su semifinal, gracias a la inventiva de Ladislao Kubala y el acierto en el remate de los pequeños Eduardo Manchón y Estanislau Basora. Giampiero Boniperti recortó distancias justo antes del descanso, pero Kubala y Basora sentenciarían el choque a los diez minutos de la reanudación. Boniperti marcó luego un gol del honor para los suyos. “Nos ha vencido el mejor jugador del mundo”, dijo el entrenador de la Juve, György Sárosi, refiriéndose a Kubala, también nacido en Budapest, que más tarde conduciría al Barça a la victoria sobre el Niza en la final.

Barcelona 2-4 Juventus (global)
1970/71, Copa de Ferias, octavos de final
Aún hoy es un misterio cómo aquellos 180 minutos “sólo” produjeron seis goles. Helmut Haller y Roberto Bettega permitieron al Juventus adelantarse por 0-2 en el Camp Nou, y varias atajadas sensacionales de Roberto Tancredi conservaron esa renta visitante hasta que una diana de Marcial en el minuto 74 dio esperanzas al Barcelona. No obstante, el equipo bianconero estableció un dominio absoluto sobre el encuentro de vuelta, en el Stadio Comunale. Bettega adelantó a los locales de cabeza tras superar en el salto a su marcador, y un genial tiro bombeado de Fabio Capello supuso el 4-1 global a los 24 minutos. Capello, Adriano Novellini, Gianpietro Marchetti y Bettega desplegarían luego un fútbol pasmoso, aunque el guardameta Salvador Sadurní —titular por la lesión de Miguel Reina, padre de Pepe, el arquero del Bayern de Múnich— consiguió mantenerlos a raya. La Juve se alzó con una cómoda victoria, aunque el Barça tendría un consuelo memorable: un increíble tiro de Lluís Pujol que incluso mereció el aplauso del meta al que había batido, Tancredi.

Barcelona 2-1 Juventus (global)
1985/86, Copa de Europa, cuartos de final
La formación turinesa era favorita, aunque se llevó un 1-0 de Barcelona, por un potentísimo disparo de Julio Alberto desde casi 30 metros. Aunque Massimo Mauro, Michael Laudrup y Michel Platini se lanzaron a por su adversario desde el comienzo del segundo choque, quienes vieron puerta fueron los visitantes, en un contragolpe a la media hora de juego. El escocés Steve Archibald parecía no tener ángulo cuando recibió un centro en el segundo palo, pero logró cabecearlo contra un brazo de Stefano Tacconi, y el balón traspasó la línea de meta. El número 9 de la Juve parecía tan atónito como eufórico estaba el 10 del Barça, ya que ese tanto obligaba a los campeones italianos a materializar tres goles. Poco antes del descanso anotaron uno, por mediación de Platini, que remató con elegancia una buena acción combinativa al término de la primera parte. El segundo periodo correspondió totalmente al Juventus, y Platini llegó a ensayar un par de exquisitas voleas, pero sin perforar la meta de Urruti. El Barcelona perdería la final de aquella Copa de Europa en la tanda de penales ante el Steaua.

Barcelona 3-2 Juventus (global)
1990/91, Recopa de la UEFA, semifinales
“Un partido de fútbol magnífico”. Así describió Johan Cruyff los 90 minutos en el Camp Nou. El Barcelona estuvo a punto de adelantarse a través de sendos disparos desde lejos de Laudrup, que se enfrentaba a su antiguo club, y Ronald Koeman, antes de que el Juventus lo consiguiese gracias a un fallo defensivo que supo aprovechar un jovencísimo Pierluigi Casiraghi. Hristo Stoichkov empleó cada centímetro de su casi 1,80 para empatar de un testarazo en el minuto 55. Y cinco minutos más tarde, el impetuoso búlgaro, en un alarde de equilibrio, pudo adelantar a los locales. El tercer gol del Barça fue excepcional por su espectacularidad. Andoni Goikoetxea recibió el esférico en la línea de mediocampo, hizo una pared al primer toque con Julio Salinas y conectó de inmediato un tiro con rosca desde casi 25 metros que batió por alto a Tacconi. Un extraordinario gol de falta de Roberto Baggio puso al Juventus con un 1-0 a favor en la vuelta, pero el Barcelona, ayudado por una brillante intervención de Koeman, al lanzarse para arrebatar limpiamente la pelota a Thomas Hassler, llegaría a la final de Rotterdam, en la que perdió frente al Manchester United.

Juventus 3-2 Barcelona (global)
2002/03, Liga de Campeones de la UEFA, cuartos de final
Paolo Montero adelantó a los italianos al marcar en un saque de esquina en el Stadio delle Alpi. Luego Gianluigi Buffon neutralizaría una volea de Xavi y Roberto Bonano despejó con la punta de los guantes una tijereta improvisada, hasta que Javier Saviola igualó para los españoles con un lanzamiento que dio en un rival. Así, el Barcelona era favorito para la clasificación, pero su imponente estadio se vio silenciado poco antes del descanso, cuando Pavel Nedved, con gran sangre fría, empujó al fondo de las mallas un balón que ponía por delante a los visitantes. En el minuto 66, Xavi empató a pase de Luis Enrique, y la balanza pareció inclinarse del lado del Barcelona cuando Edgar Davids fue expulsado a diez minutos del final del tiempo reglamentado. El Barça dominó la prórroga, pero dos increíbles paradas de Buffon mantuvieron a la Juve en el encuentro. Y, contra todo pronóstico, Marcelo Zalayeta aprovechó un maravilloso centro de Alessandro Birindelli para situar a los hombres de Marcello Lippi en semifinales. El Juventus terminaría cayendo ante el AC Milan en el duelo por el título.