El Real Madrid sentenció su pase a cuartos de final de la Liga de Campeones de la UEFA 2016/17 tras remontarle otra vez al Nápoles, a quien volvió a vencer por 3-1 en el duelo de vuelta por octavos. El partido se jugó en el estadio San Paolo de Nápoles, Italia, el martes 7 de marzo.

Al igual que en el juego de ida, los italianos pegaron primero, esta vez por intermedio del belga Dries Mertens (24'). Es más, durante gran parte de la etapa inicial tuvieron el control de las acciones y, más allá de aquel remate en el poste de Cristiano Ronaldo, contaron con un par de oportunidades claras para estirar la diferencia.

Sin embargo, cuando poco y nada había pasado en el complemento, el zaguero Sergio Ramos apareció una vez más al rescate del Madrid, y con dos cabezazos tras sendos tiros de esquina cambió la suerte del partido (51' y 27'). Álvaro Morata sentenció en resultado sobre el final (90'+1').

Es apenas la segunda vez que Ramos anota un doblete en un partido por la competición. La anterior había sido ante el Bayern de Múnich en abril de 2014. Sus dianas le permitieron al Madrid estirar a 46 su racha de encuentros anotando al menos un gol.

"Fue mi partido 100 por la Champions y quería ayudar con goles en un momento difícil. Sufrimos, pero avanzamos todos juntos. Si supiéramos la fórmula todo sería muy fácil. A veces las cosas no salen como las preparas, y deberemos repasar lo sucedido, sobre todo en el primer tiempo. Igual estoy feliz", dijo Ramos tras la victoria.

El Merengue se clasificó a los cuartos de final por séptima temporada consecutiva, igualando así su mejor marca en el torneo. La anterior sucedió entre las ediciones 1997/98 y 2003/04. Sólo el Barcelona, con 9, y el Borussia Mönchengladbach, con 8, lo superan en esta estadística.

Goleada bávara
En el otro encuentro del día, un gran segundo tiempo le permitió al Bayern de Múnich golear al Arsenal en Londres por 5-1, el mismo resultado que había conseguido a la ida.

Theo Walcott hizo ilusionar con el milagro a los simpatizantes londinenses tras fusilar a Manuel Neuer desde corta distancia (20'), pero todo se desmoronó en un minuto, cuando Laurent Koscielny vio la roja por cometer una infracción penal que Robert Lewandowski cambió por gol (55').

De ahí en adelante fue todo del equipo de Carlo Ancelotti, que terminó goleando con las dianas de Arjen Robben (68'), Douglas Costa (78') y Arturo Vidal (80' y 85').

Ancelotti se convirtió así en el primer entrenador en alcanzar los cuartos de final con seis equipos distintos, y suma 11 apariciones en esta instancia. Sólo lo supera Sir Alex Fergusson con 12. "Fue un encuentro difícil hasta el penal, estábamos demasiado abiertos. Nos presionaron como esperábamos y no fuimos lo suficientemente claros con el balón como solemos serlo", fundamentó el técnico.

"Siento que hicimos el partido que queríamos... Es difícil de explicar qué sucedió. Mi equipo hizo un gran esfuerzo y jugó muy bien. Cuando te quedas con 10 hombres y debes anotar cuatro goles, se transforma en algo imposible en la mente de los jugadores", explicó Arsene Wenger. 

El sorteo de los cuartos de final se realizará el viernes 17 de marzo.