Respira el anfitrión (3-1)
© Getty Images

Gran Bretaña consiguió un valioso triunfo 3-1 sobre los Emiratos Árabes Unidos, en partido válido por la segunda fecha del Grupo A, jugado el 29 de julio en Wembley. Dado el empate del primer partido, los tres puntos significaron un paso importante para buscar la clasificación a cuartos de final del Torneo Olímpico de Fútbol Londres 2012.

Con el estadio lleno y una gran atmósfera, Gran Bretaña y Emiratos Árabes Unidos saltaron a la cancha con la presión de conseguir la victoria debido al triunfo previo de Senegal. Al minuto, Aaron Ramsey, a pase desde el costado izquierdo, buscó la primera oportunidad, pero no llegó a hacer contacto con la pelota. EAU respondió con un par de aproximaciones que no generaron peligro en la meta de Butland.

Con el control del juego dividido, Ryan Giggs comenzó a marcar diferencias: el capitán trianguló con Tom Cleverley y Bellamy, quien le devolvió el balón para que abriera el marcador con un oportuno remate de cabeza (1-0, 16'). 

Manejó la presión
En la segunda mitad, los jugadores de Emiratos Árabes Unidos salieron dispuestos a buscar la portería contraria. Y lo lograron hasta que, antes de alcanzar el cuarto de hora, obtuvieran su recompensa. Rashed Eisa recibió la pelota y sacó un tiro imparable para Jack Butland (1-1, 60').

Cuando la anotación parecía poner en aprietos a los locales, tres minutos bastaron para romper con la igualdad y empezar a asegurar los tres puntos. Primero, Bellamy habilitó a Sinclair, quien a corta distancia no se equivocó y anotó el segundo tanto para su equipo (2-1, 73'). Enseguida y sin dejar tiempo para nada, Cleverley le puso un excelente pase a Sturridge, quien no desaprovechó la oportunidad y amplió la ventaja (3-1, 76').

En la última jornada de grupos, Gran Bretaña jugará el 1 de agosto contra Uruguay en Cardiff, mientras que Emiratos Árabes Unidos hará lo propio con Senegal en Coventry.