Honduras y México comienzan con triunfo
© Getty Images

La segunda jornada del torneo preolímpico de la Concacaf, primera para el Grupo B, dejó los triunfos de las selecciones Sub-23 de Honduras frente a Panamá y de México ante Trinidad y Tobago, en los partidos que se disputaron en el Home Depot Center, de Carson (California).

Los catrachos comenzaron la defensa del título con una victoria fácil por 3-1 ante Panamá conseguida con goles de Eddie Hernández al minuto 19 y Mario Martínez a los 47 y 87 minutos.

Martínez marcó los goles con tiros espectaculares desde fuera del área, que sorprendieron siempre al arquero canalero Luis Mejía, que no estuvo muy afortunado en sus intervenciones.

El gol del honor de Panamá llegó al minuto 56 logrado por mediación de Yairo Glaize, que había entrado a los 28 minutos en sustitución de Víctor Barrera.

El delantero Cecilio Waterman tuvo la oportunidad de igualar en el minuto 79 después de recibir un balón rebotado dentro del área de Honduras, pero su remate salió muy desviado.

Honduras ya no hizo más concesiones y el tercer gol de López sentenció el marcador y la victoria del combinado nacional catracho, que sigue dominando en los duelos contra los canaleros, que volvieron a tener un buen toque de balón pero les faltó definición en los momentos decisivos.

"Celebramos el gol como grupo", declaró Hernández sobre su tanto. "No importa quién anotó. Sí, yo terminé la jugada, pero fue para el equipo, que demostró que sabe y puede atacar en cualquier momento".

Control del balón y presión
Hernández dijo que el plan de juego fue muy simple por parte de su equipo, porque se trataba de controlar el balón, presionar e ir al ataque en el momento decisivo.

Por su parte, Dely Valdés, el entrenador de Panamá, recordó que se trataba del primer partido y que todavía quedan en juego seis puntos.

"Que nadie nos dé por muertos, estamos vivos y el domingo lucharemos al máximo por conseguir la victoria", destacó Valdés. "Queda mucho torneo, no hemos hecho más que comenzar".

El domingo, México, que goleó 7-1 a la selección de Trinidad y Tobago, se enfrentará a Honduras, en el partido que puede definir el campeón del grupo, mientras que el equipos caribeño jugará contra Panamá.

El partido de México contra Trinidad y Tobago tuvo como gran estrella al delantero Marco Fabián, que logró un "hat trick" con tres de los siete goles que consiguió la selección Tricolor.

Fabián también fue decisivo en otro gol y la selección Sub-23 de México no quiso repetir la historia de hace cuatro años, la de quedarse fuera de la clasificación para los Juegos Olímpicos de Pekin 2008, y esta vez desde el inicio hizo las cosas con seriedad.

El delantero de las Chivas abrió su cuenta personal goleadora al minuto 33 con remate de cabeza, que dio a México el parcial de 2-0, logro su segundo a los 69 (4-0) y a los 85 (7-0) el tercero.

Alan Pulido a los 27 minutos, Diego Reyes a los 51, Israel Jiménez a los 75 y Javier Cortés a los 90 se encargaron de completar la lista de los goleadores de México.

El tanto del honor de Trinidad y Tobago lo consiguió Kevin Molino a los 88 minutos con remate desde dentro del área pequeña ante el falló de la defensa de México que no supo despejar bien el balón.

México dominó durante todo el partido y, aunque los últimos minutos los disputó con sólo 10 jugadores por lesión de Néstor Calderón cuando el seleccionador Luis Fernando Tena ya había completado los tres cambios reglamentarios, la victoria estaba asegurada.

La gran prueba de fuego para la selección Tricolor será la del domingo, cuando se enfrente a los actuales campeones defensores del torneo preolímpico, Honduras, que a su vez buscará también el asegurarse el pase a las semifinales.