Los deportistas completos del fútbol (II)
© AFP

Mientras Lionel Messi iluminaba con su clase el Torneo Olímpico de Fútbol Pekín 2008, FIFA.com se inspiró en los Juegos para pasar revista a los futbolistas que, gracias a su talento y versatilidad, emprendieron una carrera profesional en otra disciplina (ver enlace en la columna de la derecha). De eso hace ya cuatro años.

Desde entonces, han pasado muchas cosas. En la actualidad, el astro argentino Gabriel Batistuta se dedica al polo; el francés Bixente Lizarazu se proclamó campeón de Europa de su categoría en jiu-jitsu brasileño; el vencedor del Tour de Francia 2006, Oscar Pereiro, fichó por el club español Coruxo (de la tercera división). Londres 2012 está a la vuelta de la esquina, y ha llegado el momento de dedicar una nueva entrega a estos deportistas singulares.

Londres 2012 es precisamente la meta que se propuso el uruguayo Darío Silva ante todos sus seguidores. El ex delantero de la Celeste (49 convocatorias y 15 goles), que perdió una pierna en un accidente de tráfico en 2006, se planteó el desafío de representar a su país en una nueva disciplina. "Me encanta el remo, y aspiro a ir a Londres 2012. Es a la vez una promesa y un sueño", declaró en 2009. Y aunque finalmente no estará en las Olimpiadas, sí que le hemos vuelto a ver sobre el césped en algunos partidos benéficos.

Al igual que Darío Silva, Ricardo Saprissa probó suerte en otros deportes, con resultados especialmente brillantes en el hockey sobre hierba y el polo. Al igual que el uruguayo, Saprissa militó en las filas del Espanyol de Barcelona, con el que conquistó la Copa del Rey en 1929. El salvadoreño en cambio sí que participó en los Juegos Olímpicos. Fue en la cita de París 1924, defendiendo los colores de España en tenis.

Del césped al hielo
Ilhan Mansiz, por su parte, ha puesto sus miras en los Juegos Olímpicos de Invierno. El turco fue el autor del gol de oro contra Senegal que clasificó a los suyos para las semifinales de la Copa Mundial de la FIFA Corea/Japón 2002™. En 2006, Mansiz (21 partidos internacionales y 7 dianas) cambió las botas de tacos por los patines. Todo apunta a que viajará a Sotchi (Rusia) en 2014 para intentar colgarse una medalla en patinaje artístico.

"En el fútbol también empecé muy tarde. No jugué con un club hasta los 14 años. Si estás decidido a hacer alguna cosa, si piensas que lo puedes conseguir y trabajas duro para lograrlo, todo es posible, independientemente de la edad", explicó Mansiz, de 39 años de edad, quien dio sus primeros pasos sobre el hielo en 2007, en el transcurso de un programa de telerrealidad.

El ex del Besiktas compartirá la pista de hielo con otra jubilada del fútbol, Kathrin Lehmann, que ya participó en los Juegos Olímpicos de 2006 y 2010. La que fuera guardameta de la selección suiza hasta 2010 (31 convocatorias) es la única persona que se ha proclamado campeona de Europa dos veces en dos deportes de equipo distintos. Lehman ganó la Liga de Campeones Femenina de la UEFA con el FCR Duisburgo en 2009, y la Copa de Europa de hockey sobre hielo con el AIK en 2008.

A sus 21 años, la australiana Ellyse Perry puede vanagloriarse de haber marcado un gol en una Copa Mundial de la FIFA (Alemania 2011). Pero la verdadera particularidad de esta Matilda es que también es una de las figuras clave de la selección australiana de críquet. La polifacética jugadora fue una de las artífices de la corona mundial que cosechó su equipo en 2010. "Intento jugar a ambos deportes todo lo que puedo", reveló a FIFA.com. Parece que puede hacerse, dado que los hermanos ingleses Denis y Leslie Compton practicaron las dos disciplinas al más alto nivel durante casi 25 años.

Del fútbol americano al gaélico
Manfred Burgsmüller, campeón de Alemania en 1988 con el Werder Bremen y ex internacional (3 convocatorias), prefirió tomarse las cosas con calma antes de emprender una nueva actividad. A sus 47 años cumplidos, lo intentó en el fútbol americano junto a sus compatriotas Axel Kruse e Ingo Anderbrügge. Burgsmüller se retiró definitivamente 5 años más tarde, después de haberse convertido en el jugador más veterano de la historia de este deporte.

Estos tres alemanes prefirieron practicar el fútbol americano en Europa, pero el austriaco Toni Fritsch atravesó el Atlántico para jugar en la NFL. Con un bagaje de tres títulos de liga con el Rapid de Viena, 9 convocatorias y 2 goles internacionales, Fritsch fichó por el Dallas Cowboys, con el que ganó la Super Bowl en 1972.

Tras una carrera jalonada por tres títulos de liga en Argentina, dos Copas Libertadores y una Copa Intercontinental, el argentino Vicente Pernía decidió seguir su vida deportiva como piloto de automovilismo. De hecho, llegó a proclamarse subcampeón del Turismo Carretera. Sus dos hijos siguen sus pasos, Lionel como piloto y Mariano como futbolista.

El irlandés Kevin Moran hizo lo mismo, pero al revés. Comenzó en el fútbol gaélico y saboreó las mieles del éxito con dos campeonatos de Irlanda, en 1976 y 1977. Al año siguiente, en 1978, se incorporó a la defensa del Manchester United. Moran vistió la camiseta de Irlanda en 71 ocasiones, y ganó dos Copas de Inglaterra (1983 y 1985) con los Diablos Rojos. Toda una fuente de inspiración para otros atletas, como Usain Bolt, quien afirmó recientemente: "Creo que soy lo bastante bueno para jugar en el Manchester. Soy rápido; tengo que trabajar, pero estoy listo".