Brasil se prueba ante los anfitriones
© AFP

La selección olímpica brasileña de fútbol masculino tiene una prueba de máxima exigencia antes de los Juegos de Londres, con un amistoso ante los anfitriones del evento, Gran Bretaña, en la ciudad inglesa de Middlesbrough.

Después de llegar el martes a la capital británica y trabajar desde entonces en su concentración de St Albans y en los campos de entrenamiento del Arsenal, Mano Menezes y su grupo vivirá su 'ensayo general' el viernes (18h45 GMT) ante el Team GB, conducido por Stuart Pearce y que llegará tras caer 1-0 la pasada semana ante México.

Hasta el momento, la estancia de la Seleçao olímpica en suelo inglés ha transcurrido con normalidad y el equipo vive un clima de optimismo e ilusión ante el reto de buscar el primer oro olímpico de la historia de la verdeamarilla, una asignatura pendiente desde hace demasiados años.

"Puedo garantizar que nadie va a querer más el oro que Brasil", afirmó Menezes en una rueda de prensa este jueves, previa al duelo con los británicos.

"Tenemos mucha gente bien preparada y tenemos ilusión. Vamos a enfrentarnos a rivales tradicionales, como Uruguay o España, que está en un momento muy bueno", repasó el entrenador.

Menezes también destacó entre su lista de favoritos al título a México, del que destacó los buenos resultados conseguidos en los últimos meses.

"México ha hecho una gran preparación, ha superado todas las etapas. Están venciendo en sus últimos partidos, en todos los torneos, el Panamericano, el torneo de Francia (Esperanzas de Toulon). No vamos a dejar que nos sorprendan", señaló el entrenador.

Juventud y experiencia
Frente a la 'canarinha' estará un equipo británico que está compuesto por un combinado de jugadores ingleses y galeses. El veterano Ryan Giggs es el emblema, acompañado de una generación de jóvenes talentos, entre los cuales está el atacante del Chelsea Daniel Sturridge, que está en duda para el torneo por enfermedad y que jugará contra Brasil unos minutos, como prueba de cara a que Pearce decida si cuenta con él o prefiere eliminarlo de la convocatoria.

"Parece que está bien. Obviamente estamos esperando que juegue parte del partido mañana (viernes) y después de ello se hará el juicio", dijo Pearce. "El partido (ante Brasil), desde un punto de vista físico, nos dirá mucho", afirmó.

Brasil está encuadrado en el grupo C del torneo olímpico de fútbol y debutará en Cardiff el jueves 26 contra Egipto, en una llave donde también están Bielorrusia y Nueva Zelanda.

Por su parte, los británicos comenzarán, también el 26, frente a Senegal, aunque su grupo parece más complicado, ya que cuenta con otro de los favoritos al oro, Uruguay, además de la selección de los Emiratos Árabes Unidos.