Leverón: "El equipo sabrá responder"
© AFP

El camino de Honduras en las grandes citas internacionales acostumbra a ser, lamentablemente, corto. Los hondureños no consiguieron ninguna victoria en sus dos participaciones en la Copa Mundial de la FIFA hasta la fecha, ni tampoco accedieron a la segunda ronda en dos Juegos Olímpicos, con sendos adioses en la fase de grupos en 2000 y 2008.

Johnny Leverón, capitán de los catrachos en Londres 2012, no participó en ninguna de esas campañas, pero conoce ese amargo sabor por propia experiencia, ya que su equipo fue último de la liguilla tanto de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA como de la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA. Así pues, no es de extrañar que algunos jugadores hondureños hayan empezado a referirse a su incapacidad para alcanzar las fases de eliminatoria de los grandes torneos como “una maldición”.

El pesimismo, sin embargo, no está presente en esta entrevista concedida a FIFA.com por un futbolista decidido a prolongar su aventura olímpica más de lo acostumbrado. “Me encanta todo de estar aquí”, afirma Leverón. “Me despierto sonriendo. Estoy disfrutando de todos los momentos. Hasta las cosas más simples son fantásticas cuando uno está en los Juegos Olímpicos, y todos nosotros estamos deseando aprovecharlo al máximo. Queremos quedarnos aquí el mayor tiempo posible, para que estos momentos duren”.

El muchacho, de 22 años, que milita en el Motagua hondureño, no duda de que él y los suyos están en condiciones de poner fin a ese maleficio de la primera ronda. Y si bien son conscientes de que no parten como favoritos en una liguilla en la que también figuran España, Japón y su rival del primer partido, Marruecos, Leverón cree que la experiencia de los mencionados torneos juveniles de la FIFA ha ayudado a forjar una unión que podría resultar crucial.

“Pienso que podemos lograrlo”, dice. “Ya hemos estado juntos en torneos importantes, en las categorías sub-20 y sub-17, y tenemos una relación muy estrecha. Sabemos que estamos en un grupo muy complicado, pero creemos los unos en los otros, y dentro del plantel se vive un ambiente muy feliz. Para nosotros es un privilegio estar aquí, y estoy seguro de que el equipo sabrá responder”.

Los campeones del mundo y de Europa aguardan a Honduras en su segundo compromiso, de modo que será imprescindible empezar con buen pie el jueves en Hampden, ante Marruecos. Y aunque los magrebíes parezcan en teoría menos temibles que españoles y japoneses, Leverón los conoce lo suficiente como para no cometer el error de subestimarlos.

“Hemos visto vídeos de Marruecos, y sabemos que cuenta con varios jugadores muy rápidos y potentes. Si no controlamos el juego y no imponemos nuestro dominio, nos encontraremos con muchos problemas. Es un partido muy peligroso”, explica.

“Pero vamos a entregarnos a fondo, porque todos sabemos que el primer resultado será vital. Ya lo hemos pasado mal muchas veces por no haber empezado bien. Obtener un buen resultado contra Marruecos nos facilitará las cosas en los siguientes partidos. Va a ser difícil, pero estamos convencidos de que puede ser un torneo especial para nosotros”, asegura.