Brasil frente al muro hondureño
© Getty Images

Con tres victorias en otros tantos encuentros de la fase de grupos, Brasil se ha confirmado aún más si cabe como una de las grandes favoritas para el oro olímpico. La Seleçao se enfrentará ahora a la sorprendente Honduras, que dejó fuera de juego a España en el Grupo D gracias a su férrea defensa.

La cita
Brasil - Honduras, St James' Park, Newcastle, sábado 4 de agosto, 17:00 (hora local) 

El contexto
Brasil ha ido a más en sus tres primeros encuentros. Aunque los pupilos de Mano Menezes han marcado tres goles a cada uno de sus rivales, la defensa ha ido mejorando gradualmente su rendimiento hasta alcanzar la perfección contra Nueva Zelanda en su último compromiso dentro del Grupo C. Neymar y los suyos deberían ser capaces de perforar el muro de hormigón armado Bicolor, que no ha recibido ni un solo tanto en contra desde su primer choque (2-2 contra Marruecos), y además se ha mostrado temible a la contra.

Dada su condición de favorita indiscutible y sus rutilantes figuras, Brasil no puede equivocarse. Debe alcanzar las semifinales a cualquier precio para ir acercándose a un trofeo que hasta la fecha siempre le ha sido esquivo. En el bando contrario, Honduras no tiene nada que perder y cuenta con una defensa unida y solidaria compuesta casi al completo por jugadores afincados en el país, que por otra parte llevan mucho tiempo preparando esta competición.

Números que hablan
11:
son las tarjetas amarillas que ha recibido Honduras desde el comienzo del certamen. Esta cifra récord, solo igualada por España, ilustra a la perfección la extrema combatividad defensiva de los hombres de Luis Suárez. Los Catrachos, sin embargo, aún no han visto ninguna roja, al contrario que los brasileños. Alex Sandro se marchó antes de tiempo al vestuario en el último partido, lo que empañó un poco el registro de uno de los conjuntos menos amonestados del Torneo Olímpico.

Hemos oído...
"El balón rebotó. Intenté darle con el interior del pie, pero vino demasiado fuerte. Ha sido la ocasión más desaprovechada de mi carrera". El brasileño Neymar, quien después de su increíble fallo contra Nueva Zelanda, espera mostrarse más certero ante Honduras.

"Brasil es muy poderoso, pero no lo vemos como un problema. No queremos sufrir el partido, queremos disfrutarlo. Nos tienen que ganar 'después' del partido, nunca lo vamos a perder 'antes' de disputarlo". Luis Suárez, seleccionador de Honduras.