Gonda: "Queremos el oro"
© Getty Images

Dieron la campanada al derrotar a España en la jornada inaugural del Torneo Olímpico de Fútbol Masculino, y junto a Brasil, fueron las primeras selecciones que aseguraron su pase a cuartos de final. La selección japonesa se está convirtiendo en una de las revelaciones de este torneo y tienen mucha ambición.

“Queremos ganar el oro”, asegura su portero Shuichi Gonda con una gran sonrisa a FIFA.com después de haber visitado el impresionante estadio de Old Trafford donde el sábado se enfrentarán a Egipto. “Conocemos bien al equipo egipcio. Hemos jugado un par de amistoso con ellos y son uno de los equipos africanos con jugadores más talentosos. Tendremos que vigilar bien a su capitán Aboutrika, que es un gran creador de juego y tiene muy buen remate”, continúa.

Pero Gonda está tranquilo. Confía en sus compañeros a los que adjudica la mayor parte de la responsabilidad de su propio éxito individual bajo palos. Y es que Japón y México son los dos únicos equipos que no han encajado ningún gol en lo que llevamos de torneo. “Es mérito de todo el equipo. La gran fortaleza de esta selección es el espíritu de equipo. Jugamos unidos: todos trabajan en defensa y todos aportan en ataque. Todos se ayudan sobre el césped. Esa unidad es la que no está haciendo avanzar”, dice el confeso admirador del italiano Gianluigi Buffon.

“En el partido ante Honduras, en el que jugaron muchos de los suplentes se pudo ver que el espíritu es el mismo. Todos a una”, añade el arquero nipón, que se ha dado cuenta que su equipo empieza a levantar una gran expectación. En el último entrenamiento se sorprendió por el gran número de medios de comunicación que los seguía. Algo que no le incomoda en absoluto. “Yo no me pongo nervioso”, se ríe. “Sabemos que es una gran oportunidad para darnos a conocer y aunque yo estoy muy contento en el Tokyo FC no me importaría probar y jugar en Europa”, dice con un guiño.

Sueños de futuro
Hay otro motivo más, aparte de la aspiración al oro, por el que Gonda sueña con llegar al próximo partido, que se disputaría en Wembley. “Quiero ir a la villa olímpica y experimentar allí el espíritu olímpico con otros atletas. Hasta ahora el ambiente ha sido excelente, pero al haber estado en otras ciudades todavía no hemos vivido el auténtico Londres 2012”, nos dice, aunque aclara que para él es un sueño hecho realidad el poder participar con su selección en esta cita que tantas veces ha visto por televisión.

Puesto a elegir querría pedirle un autógrafo a Hussain Bolt y le hubiera gustado asistir a una competición de judo, esa en la que Masashi Ebinuma se colgó el bronce, porque el yudoca entrenaba en el mismo instituto en el que estudió Gonda.

Y si seguimos pidiendo deseos, pero esta vez mirando a su carrera profesional, Gonda no lo duda. “Me gustaría que Japón se llevase el oro en fútbol femenino y en fútbol masculino. Pero más adelante, mi gran sueño es estar en el campo cuando Japón levante su primera Copa Mundial”.

Pero lo primero es lo primero. El sábado, Old Trafford decidirá si algunos de los deseos de Gonda están un poco más cerca de hacerse realidad.