En este inicio de año arranca la fase final del preolímpico asiático para Río de Janeiro 2016, en el que 16 selecciones competirán por un puesto en el Torneo Olímpico de Fútbol Masculino del próximo agosto. Tras haber superado la ronda inicial de clasificación el pasado marzo, cabe esperar que estos combinados no escatimen esfuerzos para estar a la altura de las crecientes expectativas en el Campeonato de Asia Sub-23, que albergará Qatar del 12 al 30 de enero.

La segunda edición del certamen suscitará una mayor atención, habida cuenta de su doble faceta como clasificatorio para los Juegos Olímpicos. Al haber sólo tres billetes disponibles, la competencia será tremenda. Más interesante si cabe es el elenco del campeonato, que incluye no sólo a los pesos pesados tradicionales como la República de Corea, Japón e Irak, sino también a revelaciones como Vietnam, Tailandia y Yemen, que causaron sensación en la fase de clasificación hace diez meses. FIFA.com te ofrece la previa de la fase final del preolímpico y analiza detenidamente a los diferentes aspirantes a viajar a Brasil.

Los equipos a batir
La República de Corea de Shin Taeyong, una de las selecciones más exitosas de Asia en esta categoría, encara la competición con el objetivo de acceder a sus décimos Juegos Olímpicos. Con el recuerdo de su medalla de bronce en Londres 2012 todavía reciente, los jóvenes Guerreros Taeguk no contemplan nada que no sea regresar a la cita olímpica. Los surcoreanos se han mantenido invictos en sus amistosos de preparación, incluido un sorprendente 1-1 contra Francia y dos victorias sobre Australia, que también compite en Qatar.

Lo mismo puede decirse de Japón, cuyo envidiable historial incluye una medalla de bronce en México 1968. A las órdenes de Makoto Teguramori, los jóvenes Samuráis azules pasaron a la fase final como primeros de grupo tras ganar sus 3 partidos, con 10 goles a favor y 0 en contra. En un reciente amistoso de preparación vencieron por 2-1 a Siria, con dos tantos del delantero Takumi Minamino, que juega en la liga austriaca. 

La Australia de Aurelio Vidmar, con ocho jugadores afincados en Europa, está repleta de estrellas. Los Olyroos se pasearon en la fase de clasificación, con una trayectoria inmaculada y un promedio de 5 goles por encuentro. Sin embargo, en sus encuentros preparatorios no han logrado reeditar ese estado de forma, y sus últimos resultados depararon una derrota ante Qatar (3-1) y un empate ante Irán (1-1). Un claro aviso para el equipo de Vidmar, quien, aun así, espera que Australia regrese a la senda de la victoria.  

Pese a estar clasificado automáticamente como país anfitrión, Qatar espera rubricar su tercera participación olímpica. Su seleccionador no es otro que Félix Sánchez, quien ya guió a los qataríes hasta el título en el Campeonato de Asia Sub-19 de 2014, clasificándose así para la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Nueva Zelanda 2015. 

“Espero que mis 23 jugadores pongan su granito de arena para ayudar al equipo a pasar”, declaró el técnico español de 40 años. “Qatar está dedicando muchos esfuerzos al desarrollo de la cantera. Los jugadores aprenderán mucho de estas competiciones y, con un poco de suerte, Qatar alcanzará un nivel muy bueno antes del Mundial de 2022”.

Atractivos emparejamientos
La fase de grupos ofrece algunos atractivos emparejamientos para abrir boca. El partido inaugural enfrenta a Qatar contra una ambiciosa China, que incluye a varios jugadores de la selección absoluta. Los locales podrán inspirarse en el triunfo por 1-0 de su combinado sénior contra los propios chinos en la fase de clasificación asiática para la Copa Mundial de la FIFA 2018™. Los visitantes, entretanto, harán todo lo posible por reivindicarse como un contendiente respetable a escala continental.

Arabia Saudí se perfila como una seria amenaza para Japón en su grupo. No en vano, en la edición inaugural de hace tres años, la selección de Asia occidental lo bordó en la fase final, donde sólo perdió ante el campeón del certamen, Irak. Eso sí, ni saudíes ni nipones deberán subestimar a la RDP de Corea, que aventajó a Tailandia por diferencia de goles para superar la primer ronda clasificatoria como primera de grupo.  

La condición de favorita de la República de Corea se verá puesta a prueba frente a Irak, que en la citada edición inaugural ya venció por 1-0 a los surcoreanos en semifinales. Por lo demás, Australia se mide a Jordania en la jornada que cerrará la liguilla. Sin duda, será un partido interesante para los aficionados de ambos países, habida cuenta de la rivalidad creciente entre sus respectivas selecciones absolutas durante los últimos años.  

Jugadores a seguir
Se espera que un montón de jóvenes talentos brillen con luz propia en la cita asiática. Tras haber sido el máximo artillero de su selección en la fase de clasificación con 5 goles, Jamie Maclaren, delantero del Brisbane Roar, pretende continuar su ilusionante progresión y ayudar a Australia a clasificarse. Minamino, el entonado ariete del Red Bull Salzburgo, asumirá la responsabilidad de meter goles con Japón; mientras que Ryu Seungwoo, del Bayer Leverkusen, aportará dinamismo al mediocampo de la República de Corea pese a perderse la fase de clasificación.

Qatar puede contar con sus internacionales contrastados Ahmed Yasser, Ali Asad, Abdelkarim Hassan y Mohammed Muntari. A su vez, Uzbekistán recurrirá a Igor Sergeev, una figura consolidada que está viendo puerta regularmente tanto con su país como son su club, el Pakhtakor.

Grupos:
Grupo A: Qatar, Siria, Irán, RP China
Grupo B: Arabia Saudí, Japón, RDP de Corea, Tailandia
Grupo C: Irak, República de Corea, Uzbekistán, Yemen
Grupo D: Jordania, Australia, Emiratos Árabes Unidos, Vietnam