Nigeria se quedó con la medalla de bronce que tanto anhelaba Honduras al vencerla por 3-2 en el partido por el tercer puesto del Torneo Olímpico de Fútbol Masculino Río 2016, que se se jugó el sábado 20 de agosto en el estadio Mineirao, de Belo Horizonte.

Lo que definió el encuentro fue la pericia para definir las ocasiones de gol que tuvo cada uno. Los nigerianos tuvieron ese poco más de precisión necesaria para ponerse en ventaja y además en momentos clave: apenas un minuto después de que Alberth Elis desperdiciara una situación clarísima, una de las que tuvo en la primera etapa, y luego apenas iniciado el segundo tiempo.

En la jugada previa a la apertura del marcado, la Panterita encontró espacio para atacar solo el área tras una gran asistencia desde el mediocampo pero se apuró a definir y la pelota murió mansa en las manos de Daniel Akpeyi. Antes ya había tenido dos ocasiones de cabeza que tampoco entraron.

En la contra, Imoh Ezequiel buscó a John Obi Mikel dentro del área y el crack nigeriano aceleró en el momento justo para dejar en el camino dos marcas con un precioso movimiento y centrar al segundo palo. Sadiq Umar apenas tuvio que tocarla (0-1, 34').

Había metido mano en el equipo Jorge Luis Pinto: afuera el Choco Lozano y Johnny Palacios y adentro Oscar Salas y Jhonatan Paz. Con Salas abasteciendo, la H olímpica preocupó al fondo nigeriano con la velocidad de Romell Quioto y Elis pero no supo sacar ventaja en la red.

Nigeria también se mostró peligrosa en ataque y la más clara la tuvo Aminu Umar, que estrelló la pelota en el palo derecho de Buba López y recorrió toda la línea para perderse por el sector izquierdo.

Goles tardíos
En el segundo tiempo, Pinto echó mano de Lozano en lugar de Brayan García. Un tridente para buscar el empate, pero inmediatamente llegó el segundo nigeriano: Obi Mikel le dio duro desde fuera del área, Buba tapó muy bien abajo pero el rebote le cayó a Aminu Umar, que definió fuerte y alto (0-2, 49').

Casi no pudo acomodarse Honduras que Obi Mikel volvió a mostrar su clase para habilitar al lungo Sadiq Umar -mide 1,98m-, que recortó y engañó a López para convertir su cuarto tanto en el certamen (0-3, 55').

Lozano puso de cabeza el descuento tras un centro largo de Quioto (1-3, 71') y los catrachos, con el 9 como líder, empezaron a apretar pero no llegaron a los goles deseados. Marcelo Pereira cabeceó al gol un tiro libre de Salas (2-3, 86') pero ya casi no quedaba tiempo. De todas formas es un cuarto puesto histórico para Honduras, mientras que Nigeria completa su medallero tras el oro ganado en Atlanta 1996 y la plata en Pekín 2008.