Japón derrotó por 1-0 a Suecia en el partido que cerró la participación de ambos en el Grupo B del Torneo Olímpico de Fútbol Masculino Río 2016. Las dos escuadras quedaron eliminadas de la competición tras el encuentro jugado en el estadio Arena Fonte Nova de Salvador, el miércoles 10 de agosto

Los equipos comenzaron con mucho coraje, a sabiendas de que sólo la victoria les permitiría tener posibilidades de pasar a la siguiente fase. En los primeros minutos, los japoneses tomaron el mando de las acciones y dispusieron de un par de situaciones en los pies de Takumi Minamino y Shoya Nakajima.

Suecia se mostró estéril para controlar el balón y los nipones siguieron con su dominio y con jugadas de riesgo en el área del elenco europeo, como las que tuvo Nakajima, quien ejecutó un remate que salió cerca. Minutos después, Shinzo Koroki lanzó un tiro bien colocado que fue desviado por el arquero Andreas Linde por encima del travesaño.

Al final del primer tiempo, los suecos llegaron por primera vez con cierto peligro. En una falta directa de Astrit Ajdarevic, el golero Kosuke Nakamura despejó el esférico con el pie al ser sorprendido por el disparo.

Victoria agridulce
Los japoneses exhibieron mejor actitud en el comienzo del complemento, en la misma tónica que lo que habían sido los 45 minutos iniciales. Con buena circulación de balón y velocidad en los movimientos, los asiáticos fueron a por la victoria.

Ese manejo les permitió llegar a la apertura del tanteador, en una linda jugada en la que Ryota Oshima ejecutó un remate cuyo rebote del arquero Linde tomó Shinya Yajima y mandó la pelota al fondo de la red (1-0, 65').

Tras el tanto, los nipones profundizaron aún más la tenencia y fueron en búsqueda de la ampliación del marcador, pero chocaron contra la defensa de los suecos que, pese a no generar juego en la ofensiva, mostraron cierto orden en la faz defensiva que les permitió no sufrir otra diana.

Los minutos finales exhibieron la desesperación de ambos equipos al saber que de todos modos no podrían avanzar a la siguiente instancia. El sueño olímpico para japoneses y suecos se apagó en Salvador.