Antecedentes olímpicos
La mejor actuación de la República de Corea en el Torneo Olímpico de Fútbol Masculino se produjo en la última edición, Londres 2012, donde conquistó la medalla de bronce. Los Guerreros Taeguk llegaron invictos hasta las semifinales, pero allí cayeron por 0-3 a manos de Brasil. Antes, en cuartos, habían eliminado a Gran Bretaña, la anfitriona, en la tanda penal. El duelo por la tercera plaza, disputado en el estadio Millennium de Cardiff, se saldó con un 2-0 ante Japón, con goles de Park Chuyoung y Koo Jacheol. Esta primera medalla llegó en el noveno intento, 64 años después de su debut en la competición, allá por 1948.

El camino a Río
La República de Corea se clasificó por todo lo alto para el Campeonato Sub-23 de la AFC con tres triunfos frente a Brunei Darussalam, Timor Oriental e Indonesia y un balance de 12 dianas a favor y ninguna en contra. Ya en la cita continental, celebrada en Qatar, siguió con su racha imparable, aunque no del todo inmaculada, dado que Irán le impidió lograr el pleno con un empate in extremis. El resto de los encuentros, hasta la final, se contaron por éxitos para los pupilos de Shin Tae Yong. Incluida la emocionantísima semifinal, contra los anfitriones, en la que los Guerreros Taeguk se llevaron el gato al agua merced a un tanto en el minuto 89 y otro en el 95 que propiciaron el definitivo 1-3. Ya en la final, ante Japón, los surcoreanos dejaron escapar una ventaja de 2-0 para terminar cediendo la corona por 2-3.

Estrellas del pasado
Chung Kookchin (1948), Lee Chunsoo (2004), Park Chuyoung (2012), Ji Dongwon (2012) y Koo Jacheol (2012).

Números que hablan
8
participaciones seguidas en el Torneo Olímpico de Fútbol Masculino suma ya la República de Corea desde que albergara los Juegos en 1988, todo un récord.