Antecedentes olímpicos
La medalla de oro conquistada en los Juegos Olímpicos de 2012, tras un impresionante triunfo por 2-1 sobre Brasil en la final, disputada en el estadio de Wembley, fue el gran hito reciente del fútbol mexicano. El Tri, inspirado por el sensacional estado de forma de Giovani dos Santos y Oribe Peralta, marcó doce goles y únicamente recibió cinco en su trayectoria hacia lo más alto del podio en 2012. Anteriormente, su mejor registro había sido un cuarto puesto México 1968.

El camino a Río
México terminó en la primera posición del Grupo B del torneo clasificatorio olímpico de la CONCACAF de 2015, después de empezar endosando un inapelable 4-0 a Costa Rica. Luego vino una victoria mucho más ajustada, de 1-0, contra Haití, antes de superar por 2-1 a Honduras, que también sería finalista, y obtener así el pase a las semifinales. Allí el Tri selló su pasaporte para Río 2016 ganando 2-0 a Canadá, gracias a los goles de Erick Cubo Torres e Hirving Lozano. El equipo de Raúl Gutiérrez volvió a cruzarse con la formación hondureña en la final, en Salt Lake City, y se coronó con una victoria por 2-0. De esta forma, México acudirá a los Juegos Olímpico pleno de confianza, con el objetivo de revalidar su medalla de oro.

Estrellas del pasado
Héctor Pulido (1968), Leonardo Cuéllar (1972), Hugo Sánchez (1976), Oswaldo Sánchez (1996), Luis García (1996), Omar Bravo y Guillermo Ochoa (2004), Giovani dos Santos, Marco Fabián y Héctor Herrera (2012)

Números que hablan 
4:
Oribe Peralta, uno de los tres jugadores mayores de 23 años del plantel mexicano en Londres 2012, anotó cuatro goles durante la campaña triunfal del Tri, que le sirvieron para convertirse en bota de bronce del torneo.