Tras los pasos de El Shaarawy
© Getty Images

"Es el futbolista al que admiro como a ningún otro". Habla el delantero Paolo Belloni de la selección de Honduras que participa en el Torneo Olímpico Juvenil de Fútbol Masculino Nankín 2014. Se refiere al astro del AC Milan Stephan El Shaarawy.

El joven catracho, que trata de dar a su aspecto un aire similar al del jugador italiano, comparte con él algo más posición en el campo: el equipo juvenil del Genoa. El conocido como ‘Faraón’ jugó tres años en las filas del Grifone, de donde se lo llevó el AC Milan, con destino a la Serie A, en 2011. Con esa referencia, es fácil entender las razones por las que el joven hondureño sueña con parecerse a su ídolo… y seguir sus pasos.

"También empezó en mi club; lógicamente, una razón importante para que me guste", comentó Belloni, para después añadir que incluso llegó a coincidir con su héroe, aunque fugazmente. "No tenemos ningún trata personal, pero regresó al club para guiarnos en un partido de entrenamiento, por eso puedo decir que lo he conocido", señala orgulloso.

Grandes expectativas
Paolo Belloni, el único integrante de la selección olímpica juvenil de Honduras que ejerce el oficio en el extranjero, ha llamado la atención en Nankín. A pesar de sus 15 años, lleva cuatro en la plantilla del Genoa, aunque su familia emigró a Italia hace tan sólo un año.

Belloni fue titular de los partidos de grupos de Honduras contra Islandia y Perú y, aunque los centroamericanos perdieron ambos encuentros, el atacante fue una amenaza constante en el área rival. Aún no ha visto puerta en los escenarios olímpicos, pero el joven delantero no ha perdido la confianza en sus habilidades.

"Al parecer, El Shaarawy no demostró un talento excepcional cuando era niño, sino que empezó a destacar al llegar a mi edad", explicó Belloni en referencia al debut de su héroe en la Serie A contra el Chievo cuando contaba 16 años. "Por eso tengo mucha confianza en mi presente y en lo que me deparará el futuro. Esto seguro de que puedo llegar a ser como él".

Con tamaña ambición, perder un par de partidos de fútbol no parece que pueda deslucir su participación en los Juegos Olímpicos de la Juventud, donde prácticamente todo lo que ve emociona a Paolo Belloni. "Soy muy feliz aquí", asegura con una gran sonrisa. "Estamos ganando experiencia competitiva y respirando el ambiente de un campeonato internacional, pero también estamos haciendo un montón de amigos. Además, Nankín es una ciudad muy grande y muy bonita, y la gente es muy simpática".

Incluso los preparativos del torneo se convirtieron en motivo de celebración para este joven optimista. "Me alegré muchísimo de recibir la convocatoria para la selección nacional. Regresar a Honduras para los preparativos y volver a ver mi linda tierra fue maravilloso", manifestó con un brillo especial en los ojos.

Cuando Honduras se enfrente a Vanuatu el lunes en el partido por el quinto puesto, Paolo Belloni tendrá una última oportunidad de demostrar al mundo su gran valía. "Aunque perdimos los dos choques anteriores, estoy convencido de que lo daremos todo el último encuentro”, afirmó el hondureño, a quien le encantaría rematar una experiencia memorable con un gol o dos. "Sé positivamente que jugaremos muy bien y que yo veré puerta", concluyó el astro del equipo catracho con resolución en la voz y en la mirada.