Perú, con optimismo y fe
© Getty Images

La República de Corea, ganadora de la medalla de oro en los Juegos Asiáticos de la Juventud celebrados el año pasado en Nankín, regresó a esta antigua ciudad china con el cartel de favorita para adjudicarse el título del Torneo Olímpico Juvenil de Fútbol Masculino 2014. La selección ha justificado su fama avanzando hasta la gran final a lo grande, con tres victorias en tres partidos, pero los jóvenes Guerreros del Taeguk no asustan al seleccionador de Perú, Juan José Oré, su rival en la final.

FIFA.com habló con el técnico y ex máximo goleador de la primera división peruana, de 60 años, tras su victoria en semifinales y poco antes de que los asiáticos sellaran su boleto finalista. "Todavía no se ha confirmado el nombre de nuestro rival. Pero no nos importa quién sea, si surcoreanos o islandeses: tenemos lo que hay que tener para vencer a quien se nos ponga por delante. Tengo mucha fe en mis jugadores".

Grandes progresos
Quienes crean que Oré sobrevalora las posibilidades de sus muchachos deben saber que el optimismo de este hombre, que el año pasado guió a la selección peruana sub-15 hasta el título de Sudamérica, está bien fundado.

El técnico ya sabe lo que es derrotar a la República de Corea en los escenarios internacionales. Lo hizo por la mínima en la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA 2007, que organizaba el país asiático, antes de meter a los Jotitas en cuartos de final, donde perdieron por 2-0 a manos de Ghana.

"Hemos escogido a los miembros de nuestro equipo con muchísimo cuidado", explica Oré. "Los jugadores son todos sobresalientes y tienen una gran proyección, aunque lógicamente todavía deben mejorar muchísimo. Pero no le pondremos las cosas fáciles a nuestro rival en la final".

El equipo de Oré ha dado a los aficionados de su país muchas razones para estar satisfechos. Los jóvenes peruanos, muy bien preparados y dueños de una gran técnica, han exhibido una calidad y poderío en todas las demarcaciones en los estadios olímpicos de Nankín.

El técnico, quien ocupa el cargo de seleccionador de los juveniles peruanos desde 2007, asegura que el rendimiento de sus jugadores evidencia la buena salud del fútbol de base de su país: "Los cimientos son excelentes. Contamos con grandes talentos, y yo estoy convencido de que nos espera un futuro brillante", comenta con orgullo.

Futuro esperanzador
La última participación de Perú en la fase final de la Copa Mundial de la FIFATM se remonta a España 1982. Pero las nuevas generaciones han brindado indicios esperanzadores en competiciones juveniles recientes. Se clasificaron para dos Copas Mundiales Sub-17 de la FIFA consecutivas, 2005 y 2007, y han hecho historia en este Torneo Olímpico Juvenil de Fútbol Masculino. "Si este grupo sigue creciendo como hasta ahora, creo que será decisivo para las aspiraciones que alberga Perú de regresar al Mundial", aventura Oré con convicción.

El pronóstico no es descabellado con el talento demostrado por algunos de los jugadores. Como el delantero Franklin Gil, un muchacho de la cantera del club Universidad San Martín de Porres que ha espoleado la trayectoria de los suyos hasta la final. Gil lideró con pericia la delantera peruana en la victoria por 2-1 contra Islandia, y anotó el gol del empate de camino al triunfo por 3-1 sobre las Islas de Cabo Verde con la transformación de un penal que él mismo había provocado. "Gil ha hecho un gran trabajo en los tres últimos partidos", asegura Oré. "Espero que siga progresando y se convierta en el hombre más decisivo de este equipo".

El dorsal número 14 sabe bien que su contribución resultó decisiva en la victoria de semifinales: "Me siento muy satisfecho de mi actuación en este partido”, manifestó el delantero a FIFA.com. “Todo el equipo ofreció una exhibición extraordinaria, y estoy muy agradecido a mis compañeros por su apoyo".

El joven sueña con seguir los pasos de su ídolo, James Rodríguez, creador de juego de Colombia y del Real Madrid. "Quiero jugar en el extranjero", confiesa Gil. "No sólo me ayudará a crecer, sino que también recompensará a mi familia el esfuerzo que ha hecho, porque me ha apoyado en todo momento para que yo pueda dedicarme al fútbol".

Gil se fija además en un ejemplo más cercano, Claudio Pizarro, el ariete peruano del Bayern de Múnich. Ambos visten el número 14 en su club y en la selección nacional: "Es el futbolista peruano más famoso. Sueño con parecerme a él algún día", asegura la estrella en ciernes.

Un terremoto de magnitud 6,9 sacudió una zona escasamente poblada del centro de Perú el domingo. Ese día, la selección peruana sub-15 elimina a las Islas de Cabo Verde y se clasificaba para la gran final de Nankín 2014. La triste noticia se convirtió en seguida en otro argumento más para la motivación de los pupilos de Juan José Oré, deseosos de poner una sonrisa a los rostros de sus compatriotas tras el seísmo. La cita, el miércoles.