Sudamérica revalida el título
© Getty Images

A pesar de la derrota de Venezuela en la final femenina ante el país organizador, la RP China, el trabajado triunfo de Perú sobre la República de Corea, favorita, en la final del Torneo Olímpico Juvenil de Fútbol Masculino 2014 ha dado un segundo oro olímpico consecutivo a Sudamérica, tras el conquistado por Bolivia hace cuatro años.

Momentos destacados
Una final vibrante
La República de Corea y Perú eran dignos finalistas, al practicar un fútbol brillante, aunque con estilos dispares. Los peruanos, campeones de la categoría sub-15 de la CONMEBOL, se caracterizaban por su técnica individual, su capacidad de leer el juego y su fluidez en las acciones combinativas, mientras que los surcoreanos apostaban por la organización, una rigurosa disciplina táctica y una velocidad y forma física superiores. Los dos equipos recibieron tres goles, y compartieron la condición de mejor defensa del torneo, si bien la República de Corea fue la selección más goleadora de la prueba, con 16 tantos en cuatro partidos. Perú, a su vez, logró un pleno de victorias.

Los magos del balón se ganan al público
Este escaparate olímpico ha ofrecido un vertiginoso despliegue de talento juvenil, que embelesó a los espectadores por momentos. Los peruanos Christopher Olivares y Gerald Távara se distinguieron por su control del balón y sus internadas entre los rivales, y el cerebro islandés Kolbeinn Finnsson exhibió su completísima visión de juego y sus incisivos pases en el inicio de los ataques: de las botas de este adolescente rubio surgieron numerosas oportunidades, en acciones que parecían inocuas, gracias a su seguridad en sí mismo, su perspicacia y su olfato para detectar huecos en el entramado rival. En cuanto a Cabo Verde, se quedó a las puertas del podio, pero dejó momentos de magia a través de jugadores como Andradino, quien aprovechó su excelente conciencia táctica, su velocidad vertiginosa y su habilidad en la finalización para marcar tres goles.

La hora de los suplentes
La edición inaugural del Torneo Olímpico Juvenil de Fútbol Masculino, celebrada en Singapur, asistió al surgimiento de un suplente de lujo, Luis Banegas. El joven boliviano llegaba convaleciente de una lesión, pero entró en juego cuando su equipo se había quedado con diez hombres en la final, ante Haití, y contribuyó con un doblete a la victoria de su equipo por 5-0. Cuatro años más tarde, en Nankín, varios reservas pugnaron por eclipsar su gesta. El delantero islandés Helgi Gudjonsson firmó una tripleta tras saltar al campo en la segunda parte de su primer encuentro, frente a Honduras, y volvió a marcar al minuto de entrar en juego, también en el segundo periodo, contra la República de Corea, en semifinales. El surcoreano Joo Hwimin se mostró igualmente eficaz saliendo del banquillo, con tres goles en dos partidos, entre ellos el del empate ante Islandia.

Protagonistas a balón parado
Los muchachos peruanos hicieron gala de su habilidad durante todo el torneo, especialmente a balón parado, al disponer de un abanico de especialistas para este tipo de situaciones. Los dos goles de la victoria sobre Islandia en su debut se produjeron en lanzamientos de falta, uno de ellos ejecutado magistralmente por Gerald Távara, que supuso el 2-0 para los blanquirrojos. En su segundo compromiso, ante Honduras, los sudamericanos encarrilaron su triunfo por 3-1 al transformar dos penales, con una actuación destacada del ariete Franklin Gil, que marcó uno y provocó el otro. Perú también se valió de su capacidad para llevar peligro en disparos desde lejos, sobre todo con el tiro bombeado del capitán Fernando Pacheco que certificó la victoria en la final.

Estrellas y sorpresas
Tras catapultar a los jóvenes Guerreros Taeguk a la conquista del oro el año pasado en los Juegos Asiáticos Juveniles de Nankín, el delantero Lee Jiyong y el centrocampista Jeong Wooyeong regresaban a la antigua metrópolis china precedidos por su fama. Y ninguno de los dos jugadores ofensivos defraudó, al materializar tres goles cada uno. Aun así, les arrebató el protagonismo un novato, su compañero Kim Gyuhyeong. El centrocampista del Ulsan Hyundai perforó cinco veces la meta contraria, y dio tres asistencias. El combinado peruano mostró calidad en todos los sectores, aunque el gol del empate de Franklin Gil en la final contra la República de Corea recibió los elogios de su seleccionador, Juan José Oré, quien espera verlo convertido en la piedra angular de su equipo. Honduras únicamente consiguió una victoria, pero su delantero centro Paolo Belloni dejó destellos del potencial que atesora, y que le ha valido un fichaje de ensueño por el Genoa italiano.

La modesta Islandia irrumpió en el torneo a lo grande, desbaratando la mayor parte de los pronósticos al adjudicarse el bronce en su primer torneo de la FIFA. Otro conjunto con el que pocos contaban, Cabo Verde, ofreció un rendimiento muy superior al que se aguardaría de una nación de apenas 500.000 habitantes, y supo rehacerse del 5-0 sufrido ante la República de Corea para endosar un inapelable 7-1 a Vanuatu. El carrilero Ricardo marcó tres tantos en ese triunfo, y el rapidísimo punta Andradino también consiguió dos. Vanuatu fue incapaz de repetir el quinto puesto de hace cuatro años. Terminó último, con 21 goles en contra, por cuatro de su anterior participación. Aun así, el infatigable espíritu de lucha del pequeño conjunto oceánico obtuvo su recompensa ante Cabo Verde, cuando Lauren Saurei consiguió su única realización de la campaña.

La frase
“Para nosotros esta victoria significa mucho más que haber ganado la medalla de oro. Estoy muy contento por lo que han logrado los jugadores, me alegro muchísimo. Este grupo de futbolistas tiene un potencial enorme, y cuando cumplan los 20 años se habrán desarrollado y progresado todavía más. Aún tienen que seguir puliéndose y mejorando, por supuesto. Espero que puedan hacer realidad nuestro sueño de volver al Mundial lo antes posible”. Juan José Oré, seleccionador de Perú.

Países participantes
República de Corea, Cabo Verde, Perú, Islandia, Honduras, Vanuatu

Clasificación
1. Perú
2. República de Corea
3. Islandia
4. Cabo Verde
5. Honduras
6. Vanuatu

Sede y estadio
Centro de Deportes de Jiangning (Nankín)

Número de goles
52 (un promedio de 4,73 por partido)

Máximos goleadores
Kim Gyuhyeong (KOR): 5 goles y 3 asistencias
Helgi Gudjonsson (ISL): 5 goles
Franklin Gil (PER): 3 goles y 1 asistencia

Trofeo Fair Play de la FIFA
República de Corea

Número de espectadores
116.572 (un promedio de 10.597 por partido)