El Esteghlal, junto con el otro grande de Teherán, el Persépolis, se encuentra entre los mejores clubes y de mayor hinchada de Irán. Las dos entidades son sin duda las principales instituciones que compiten en la máxima división de la liga iraní, conocida con el nombre de Pro League.

En sus 64 años de existencia, el Esteghlal ha destacado como uno de los clubes más regulares de Irán y del continente asiático, no en vano ha conquistado viarios títulos nacionales y se ha coronado campeón de Asia en dos ocasiones. FIFA.com repasa la historia de un club legendario del fútbol iraní.

El nacimiento de una institución
Aunque el Club Atlético y Cultural Esteghlal, por citarlo con su nombre completo, es famoso gracias a su equipo de fútbol, en realidad lo fundaron tres aficionados al ciclismo el 26 de septiembre de 1945. Ésa es la razón de que la sociedad se instituyera con el apelativo de Docharkheh Savaran, que quiere decir "los ciclistas". Pese a la orientación que le imprimieron sus fundadores, el club no tardó en dar muestras de una gran calidad futbolística y, en 1947, conquistó la Copa Hazfi de Teherán.

En 1949, la institución cambió de nombre y adoptó el de Taj, que significa "Corona", mucho más idóneo para un club que muy pronto se convirtió en soberano del fútbol. Desde entonces, el camino ha sido ascendente. El equipo ha impuesto su autoridad en los escenarios nacionales y se ha lanzado al asalto de Asia. En el año 1979, la entidad volvió a cambiarse el nombre para pasar a llamarse Esteghlal, es decir, "Independencia" en persa.

La forja de una leyenda
En las décadas de 1950 y 1960, después de haber despuntado como uno de los más competentes del país, el club se dedicó a afianzarse en los campeonatos nacionales. Aunque en aquella época Irán no poseía una liga nacional, el equipo arrasaba en las competiciones que se disputaban a lo largo y ancho de la nación. Ganó la liga de Teherán en 1970 y cimentó su condición de club más popular del país, junto con el Persépolis.

En los años setenta, el Esteghlal vivió su edad de oro. En 1971, el club alzó su primer título continental tras imponerse por 2-1 al Hapoel de Tel Aviv israelí en la final del Campeonato Asiático de Clubes. A continuación, alcanzó la final asiática en otras tres ocasiones: en 1991, cuando volvió a conquistar el título, y en 1992 y 1999, años en los que quedó segundo. Por todo ello se afianzó como uno de los campeones más consumados del continente.

La primera liga nacional, creada en 1972 con el nombre de Copa Takht Jamshid, ofreció al Esteghlal una nueva oportunidad para hacer alarde de su clase entre la élite iraní. El club se proclamó campeón de liga en 1975 y 1990 y se hizo con su primera Copa Hafzi en 1977. El Esteghlal siguió adelante con su marcha imparable y, en 1999 y 2001, se ciñó los laureles de la competición nacional, rebautizada como Liga Azadegan en 1991.

El Esteghlal ha aportado a la selección nacional muchos y grandes talentos, la mayoría de los cuales se convirtieron en habituales del Equipo Melli en sus tres participaciones en la fase final de la Copa Mundial de la FIFA. Entre todos ellos destacan Iraj Danaiyfar y Hassan Rowshan, autores de los dos tantos de Irán en la edición de su debut, Argentina 1978. El primero puso fin a la sequía del equipo en la Copa Mundial de la FIFA con el gol del empate a 1-1 con Escocia, y el segundo anotó el tanto de la honra en la derrota por 4-1 a manos de Perú.

En la actualidad
El Esteghlal, en cuyas filas figuran varios de los mejores futbolistas del país, mantiene su categoría de eterno favorito al título desde el nacimiento de la liga profesional en 2002. Se ha proclamado subcampeón de dicha competición en 2002 y 2004, y campeón en 2006 bajo la batuta del entrenador Amir Ghalenoei, quien fue jugador del club entre 1989 y 1995. El ex delantero dirigió al Esteghlal hasta la conquista de un nuevo título nacional la temporada pasada, antes de que lo sustituyera en el cargo el actual entrenador del equipo, Samad Marfavi.

El cambio de técnico se produjo tras el decepcionante rendimiento del Esteghlal en la Liga de Campeones de la AFC de este año, donde terminó último de grupo y quedó eliminado. A pesar del revés, la reciente conquista del título de liga ha inyectado nuevos bríos en el equipo y más ganas de renovar sus aspiraciones a la corona continental la temporada que viene.

El estadio
El estadio Azadi se construyó en Teherán en 1971 y, con su aforo de 90.000 localidades, se cuenta entre los más importantes del mundo. Es la sede del Esteghlal y del Persépolis, y escenario además de los partidos en casa de la selección nacional de Irán.