Los hechos insólitos predominan en el repaso estadístico de esta semana de FIFA.com. La racha goleadora del Real Madrid es la única excepción en una semana que deparó otra campanada del Apoel Nicosia, un campeón inesperado en Armenia, un sorprendente trigoleador en Italia y un sensacional tanteo en el derbi de Manchester.

81 años, 1 mes y 13 días: es el tiempo que había pasado desde la última vez que el Manchester United recibiera seis goles en casa, hasta que el Manchester City le endosó un 1-6 el domingo. Allá por septiembre de 1930, el Huddersfield Town se impuso por 0-6, pero nadie esperaba que volvieran a infligirle una humillación semejante a un equipo que, en las décadas siguientes, se ha convertido en el más laureado del fútbol inglés. El increíble triunfo de los Citizens, que igualó la ventaja más amplia obtenida en un derbi de Manchester, constituye la derrota más severa que sufren los Red Devils desde la creación de la Premier League, y la más contundente encajada en Old Trafford desde 1955. No es de extrañar que Alex Ferguson la describiera más tarde como el día más aciago en sus 54 años de carrera como jugador y entrenador. A decir verdad, el equipo del escocés ya venía arrojando muchas dudas en defensa durante gran parte de la temporada. No en vano, su promedio de disparos en contra (18,7 por partido) es el más alto de toda la primera división inglesa.

25 goles ha metido el Real Madrid en sus 6 últimos partidos oficiales, lo que sitúa al cuadro merengue a tiro de piedra de establecer un nuevo récord en la liga española. En la historia del campeonato, ningún equipo ha logrado 4 o más dianas en 5 encuentros consecutivos, por lo que, tras haber encadenado el cuarto el pasado fin de semana (algo que no se conseguía desde la campaña 1958/59, por parte del Athletic de Bilbao), los hombres de José Mourinho pueden hacer historia esta noche frente a un Villarreal en crisis. El Submarino Amarillo es el tercer conjunto que más goles ha recibido en lo que va de liga y no conoce la victoria en sus últimos 6 encuentros, por lo que lo último que le faltaba era enfrentarse a un combinado con el irrefrenable Cristiano Ronaldo en sus filas. El sábado, el portugués se apuntó contra el Málaga su 11º triplete como jugador del Real Madrid, y ya sólo le faltan dos tantos para alcanzar el centenar, pues actualmente suma 98 en 102 partidos con el equipo blanco. El Barcelona, por su parte, no pudo mostrarse igual de incisivo contra el Sevilla, y se quedó con la pólvora mojada por primera vez desde que el Deportivo La Coruña le impidió ver puerta el pasado 15 de mayo. El vigente campeón, eso sí, mantuvo su portería a cero por octava vez consecutiva como local en la liga y está a un partido de batir su propio récord que data de 1997.

14 minutos apenas necesitó Kevin-Prince Boateng para apuntarse el triplete más rápido de la semana e igualar su cosecha de goles durante toda la temporada pasada. El hat trick del centrocampista ghanés es el primero que logra un jugador del Milan desde que lo hiciera Ronaldinho en enero de 2010, y el más rápidp que registra la Serie A italiana desde que, el 29 de enero de 2006, David Trezeguet marcó tres tantos en diez minutos con el Juventus. Sin embargo, aunque Boateng impulsó una vibrante remontada de su equipo ante el Lecce (3-4), los Rossoneri todavía distan cinco puestos de un Udinese que acabó el fin de semana como líder, tras ampliar su racha como invicto a 7 partidos desde que arrancó la temporada (nuevo récord del club). El equipo del Friuli lleva sin ver perforada su portería 447 minutos (contando la Serie A y la Liga Europa de la UEFA), y únicamente ha encajado 1 gol en contra en lo que va de liga italiana. En la otra punta del campo, entretanto, Antonio Di Natale sigue estando muy inspirado, tras haber participado directamente en los 4 últimos goles de su equipo, al haber marcado tres y dado el pase del otro. Con un total de 6 dianas, el líder carismático del Udinese vuelve a encabezar la tabla de artilleros del calcio, y sigue aspirando con fuerza a convertirse en el primer jugador desde Michel Platini en proclamarse Capocannoniere tres temporadas seguidas.

10 títulos ligueros consecutivos llevaba el Pyunik Yerevan armenio hasta que el Ulysses Yerevan puso fin a la racha el sábado, proclamándose campeón matemáticamente a falta de dos jornadas. El triunfo del Ulysses no solamente fue el primero de su historia y el broche de oro a una serie de 10 encuentros sin conocer la derrota, sino que también se cargó la racha de ligas consecutivas más larga en vigor por el planeta fútbol. Hasta entonces, el también capitalino Pyunik estaba poniendo cerco al récord de 15 que ostenta el Tafea FC de Vanuatu, cuyo reinado duró desde 1994 hasta 2009, así como a la plusmarca europea que estableció el Skonto Riga letón tras levantar 14 trofeos seguidos entre 1990 y 2004.

8 tarjetas amarillas vio el FC Porto en su 1-1 en casa del pasado miércoles ante el Apoel Nicosia, igualando el récord de la Liga de Campeones de la UEFA que estableció el Roma contra el Olympique de Lyon en 2007. Tal vez fuese la frustración lo que llevó al campeón portugués a recibir tantas amonestaciones, si tenemos en cuenta que sus jugadores han realizado más disparos a puerta que cualquier otro equipo en la presente edición (65) y, aun así, solamente han metido 4 goles. Por su parte, el Apoel (que comenzó el partido con los mismos jugadores portugueses en su alineación que el equipo de Oporto) sigue liderando el Grupo G, y no conoce la derrota en sus últimos 5 encuentros en la fase de grupos de la Liga de Campeones.