Claudio Borghi es un ser peculiar. El ex entrenador de Chile y equipos como Colo Colo o Argentinos Juniors, exhibe en su labor como técnico los mismos atributos que lo llevaron a brillar como futbolista: atrevimiento, improvisación y desparpajo. Famoso por sus conferencias de prensa y entrevistas individuales, el Bichi supo hacerse un lugar entre los preferidos del periodismo argentino e internacional. A continuación, a modo de homenaje en su 51º cumpleaños, FIFA.com ofrece algunas de sus frases más destacadas.

“¿Y? ¿Es XL o no?”.
Claudio Borghi y sus primeras declaraciones como seleccionador de Chile, bromeando sobre el tamaño del buzo que debía utilizar para las fotos de presentación.

“De fútbol opinamos todos, y todos pensamos que lo hacemos bien. Es como el sexo”.
La particular visión de Borghi sobre las críticas que reciben los directores técnicos.

“Maradona hizo mejores goles que el del partido con Inglaterra en México 1986. Tiene muchos errores la jugada, ¿o alguien cree que Diego se lo hubiese metido a Italia o Uruguay? Lo bajaban antes”.
Borghi y el gol de Maradona a Inglaterra en México 1986, torneo en el que formó parte del plantel campeón. 

“Cuando empecé mi carrera de jugador era como una mina (ndlr: mujer) bien vestida en un boliche: aparentaba ser mucho más de lo que realmente era”.
Un recuerdo de Borghi sobre sus inicios como futbolista profesional.

“La fama que da el fútbol es difícil de manejar para los más jóvenes. Cuando mi mujer me conoció, ¡yo tenía piojos de tres clases! Ella tenía 15 años y cuando salíamos compartíamos un café entre los dos. Ahora, los pibes se tienen que preguntar por qué las chicas los buscan. Es difícil tener 20 años y mil pesos por día para gastar. ¡Uno hasta se cree lindo!”.
Borghi, sobre la fama que rodea a los futbolistas jóvenes de la actualidad.

“En el fútbol no hay que esperar a que te hagan un gol para salir a buscar al rival. Es como con las mujeres: si vas a un boliche y ves a una rubia espectacular, hay que buscarla, no hay que esperar al final de la noche ni a que cierre el boliche”.
Otra analogía clásica de Borghi para referirse a la actitud que pretende de sus equipos en el campo de juego.

“Me cuesta estar solo, me dijeron que debe ser el miedo al abandono. Con mi mujer estoy tan bien que si se fuera con otro… me iría con ellos”.
Borghi y una definición autorreferencial, fiel al estilo.

“Los jugadores son especiales. Si practicás mucha pelota parada te tildan de molesto, pero si no lo hacés dicen que no sabés. Si les das el día libre van a decir que sos un vago, y si los entrenás mucho, que se te va la mano. Son la gata flora”.
Una reflexión particular de Borghi sobre la relación actual de los entrenadores con los futbolistas.

“Si hubiese jugado diez partidos más como aquel de la final contra Juventus, habría sido más que Maradona. Pero esos partidos se dan muy de vez en cuando”.
El recuerdo de Borghi sobre los elogios que despertó en la final Intercontinental entre Argentinos Juniors y Juventus de 1985, ganada por los italianos en la tanda de penales.

“Siempre tuve buenas zapatillas. Cuando éramos pibes entrábamos a una cadena de Supermercados con mis amigos y nos llevábamos las nuevas a escondidas. Pero no era robar, eso sería agarrar algo y salir corriendo. Nosotros dejábamos las nuestras usadas…”
Una anécdota de Borghi, quien pasó una infancia difícil en la zona oeste de Buenos Aires.

“No me gusta que se hable de jugadores polifuncionales. Para mí, el polifuncional juega mal en todos lados”.
Borghi y algunas de sus preferencias tácticas.

“Alexis puede llegar a ser mejor que Messi. Ojalá lo comprase el Barcelona para ver quién es mejor”.
La confianza de Borghi en Alexis Sánchez, a sus órdenes en Colo Colo y ahora en la selección.

“Entrenar a Boca  es como tener sexo con las ventanas abiertas. No hay intimidad, nunca”.
Borghi, en referencia a las informaciones filtradas en el vestuario de Boca Juniors durante su estadía en el cargo de entrenador.

“Riquelme es un jugador distinto, como una mujer con tres tetas”.
Otra analogía digna de su sello, esta vez para elogiar a Juan Román Riquelme.

“No voy a convocar a un jugador de tres orejas para diferenciarme de Bielsa”.
Borghi, en referencia a su antecesor en el cargo de seleccionador chileno.