El resumen estadístico de esta semana de FIFA.com se fija en los hitos alcanzados por Neymar y Jupp Heynckes, además de la excelencia defensiva de Costa de Marfil y las proezas anotadoras de Ba, Cissé y Milito.

1.000 puntos en la Bundesliga son los que acumula Jupp Heynckes. El entrenador del Bayern de Múnich es el segundo técnico en conseguirlo. El primero, Otto Rehhagel, encabeza la clasificación de todos los tiempos con nada menos que 1.370. A Heynckes le hubiera gustado estar un par de puntos más cerca del récord, pero el Bayern —que en lo que llevamos de 2012 únicamente ha visto puerta en acciones a balón parado— fue incapaz de pasar del empate a 1-1 en su visita al Hamburgo. El liderato corresponde al Borussia Dortmund, vigente campeón, que por primera vez en un decenio ha ganado sus tres primeros compromisos tras la pausa invernal, y suma ya 14 encuentros invicto. El Colonia también obtuvo un importante éxito, al poner fin a una serie de 25 partidos sin ganar contra el Kaiserslautern en la máxima categoría del fútbol alemán, que se remontaba a 1989. Aun así, el dato más señalado de los choques de la última jornada de la Bundesliga quizás sea que, por primera vez desde 1998, ningún equipo local se alzó con la victoria.

100 goles en toda su carrera es la cifra alcanzada por Neymar el domingo, día en que celebró a lo grande su 20º cumpleaños. El astro del Santos ha materializado sus cien tantos —82 con su club, ocho con la selección nacional absoluta, nueve con la sub-20 y uno con la sub-17— en solo 186 partidos. Y, en contra de lo que viene siendo habitual, el último fue de cabeza, al igual que el primero que anotó con el Santos, en 2009. Del resto, solo cinco han sido testarazos. Otros 70 partieron de su pierna derecha y 21 de la izquierda, más uno del hombro y otro del pecho. No obstante, la diana del muchacho no sirvió para que su equipo ganase, ya que el Palmeiras se impuso por 2-1, con goles en los dos últimos minutos. Curiosamente, Neymar no es el primer ídolo del Santos que perfora la meta contraria en su 20º cumpleaños. Pelé lo hizo el 23 de octubre de 1960, cuando el equipo endosó un 4-1 al Ponte Preta. Pese a todo, a esa edad O Rei ya había firmado la increíble cifra de 343 realizaciones.

60 goles en primera división es la marca conjunta de dos artilleros del Newcastle United, Demba Ba (29) y Papiss Cissé (31), desde el comienzo de la temporada pasada. Los delanteros senegaleses marcaron el sábado en el triunfo por 2-1 de los Magpies sobre el Aston Villa. Cissé se convirtió en el primer jugador que anota en su debut con el club desde que Xisco lo hizo en 2008, y Ba logró su 16º gol en otros tantos encuentros con el equipo que dirige Alan Pardew. También en Inglaterra, Alex Oxlade-Chamberlain consiguió, a sus 18 años y 73 días, un doblete en el 7-1 del Arsenal ante el Blackburn Rovers, y pasa a ser el segundo goleador más joven del cuadro londinense en la Premier League, después de Cesc Fàbregas (17-113). También supera a Wayne Rooney (18-120, en 2004) como futbolista de menor edad que marca dos goles en un encuentro de la división de honor inglesa.

4 goles anotó Diego Milito el pasado miércoles en el 4-4 de su equipo frente al Palermo. Es la primera vez que un jugador del Inter de Milán lo consigue desde Christian Vieri, en diciembre de 2002. En ese extraordinario duelo también hubo una tripleta, obra de Fabrizio Miccoli. Fue pues el primer partido de la Serie A desde mayo de 2005 con tripletas a cargo de ambos equipos. El Inter perdió 4-0 a manos del Roma el fin de semana, en el partido número 600 de Claudio Ranieri como entrenador en el fútbol italiano, de modo que ha recibido cuatro goles en dos partidos consecutivos de la Serie A por primera vez en su historia. Sin salir de la capital lombarda, el AC Milan se ha quedado sin marcar durante dos partidos seguidos de liga por primera vez desde septiembre de 2009, mientras que Zlatan Ibrahimovic recibió su tercera tarjeta roja con los Rossoneri. Desde su regreso a la Serie A, en 2010, nadie ha sido expulsado más veces que el sueco.

0 goles en contra en cuatro partidos es la estadística que apuntala la trayectoria de Costa de Marfil rumbo a las semifinales de la Copa Africana de Naciones. Es el único equipo del torneo que mantiene su portería imbatida, y presenta un balance goleador global de 8-0. En el otro extremo de la cancha, Didier Drogba, con tres dianas, comparte el puesto de máximo realizador del certamen. El jugador del Chelsea es el tercer marfileño que llega a la cifra de los diez goles en la prueba continental, tras Laurent Pokou (14) y Joel Tiehi. Entre los Elefantes y la final se interpone ahora Malí, que en sus cuatro partidos ha marcado cuatro goles y recibido otros tantos, y cuyo porcentaje de aciertos en los disparos a puerta durante la fase de grupos es el más bajo de toda la competición, un 25%.