El último repaso estadístico de FIFA.com mira con lupa la extraordinaria rapidez de un gol de Tim Cahill y de una tarjeta roja en Portugal, junto con un 0-0 fatídico en España, un soberbio récord defensivo en Italia y un ilustre centenar en Inglaterra.

100 goles en la Premier League es el hito que alcanzó el sábado Steven Gerrard en el 2-2 que arrancó el Liverpool en su visita al Newcastle United. El capitán de los Reds marcó desde el punto fatídico en su 449º partido liguero, convirtiéndose en apenas el tercer jugador del club que llega al centenar de dianas, tras Robbie Fowler y Michael Owen. El tanto llegó casi 14 años después del primero de Gerrard, logrado contra el Sheffield Wednesday el 5 de diciembre de 1999, y fue su 20ª pena máxima convertida. Su compañero de equipo Daniel Sturridge también vio puerta, y ya lo ha hecho en cada uno de sus últimos 6 partidos ligueros a domicilio; un registro que sólo supera Robin van Persie (9).

64 partidos consecutivos marcando en la liga española llevaba el Barcelona hasta que su colosal racha tocó a su fin el sábado. El defensor del título firmó un 0-0 en su visita a Osasuna, cerrando así una serie que comenzó en enero de 2012 y que casi duplicó el anterior récord, establecido por el Real Madrid con 35 partidos. Con ese empate sin goles, el Barça también vio concluida su racha de 8 victorias seguidas desde el comienzo de la campaña liguera (un récord del club). Aun así, el equipo de Gerardo Martino se mantiene invicto en 14 partidos oficiales esta temporada y, por el camino, ha mantenido su portería a cero en 8 encuentros. De hecho, al no encajar ningún gol ante Osasuna, Víctor Valdés igualó el total de Iker Casillas con 165 compromisos ligueros imbatido.

8 segundos habían transcurrido cuando Tim Cahill marcó el domingo el gol más rápido en la historia de la Major League Soccer. El internacional australiano batió con claridad, por tres segundos, el récord del anterior gol más madrugador en la primera división estadounidense, obra de Dwayne De Rosario en 2003. Nada más sacarse de centro, Cahill salió disparado hacia arriba para recibir un perfecto pase largo de Dax McCarty y, tras bajar el balón con el pecho, lo incrustó por toda la escuadra desde la frontal del área. Ese tanto, el cuarto de Cahill en sus cinco últimos partidos de liga, encarriló el triunfo por 0-3 del Red Bulls de Nueva York sobre el Houston Dynamo. Ahora, el equipo neoyorquino sólo necesita una victoria más, el próximo domingo en casa ante el Chicago Fire, para asegurarse la obtención del Supporters’ Shield, que premia al mejor equipo de la temporada regular contando ambas conferencias de la MLS.

2 tarjetas amarillas con 20 segundos de intervalo entre sí supusieron la expulsión del jugador local Héctor Herrera cuando sólo se llevaban 6 minutos, en la derrota por 0-1 del FC Porto ante el Zenit de San Petersburgo. Fue la expulsión por doble amonestación más rápida en la historia de la Liga de Campeones de la UEFA, aunque ha habido dos rojas directas más madrugadoras: Craig Bellamy (Newcastle United) y Valerien Ismael (Werder Bremen) las vieron en el minuto 5, en sendos encuentros contra el Inter de Milán. El equipo de Oporto lo pasó mal sin su centrocampista mexicano y acabó sufriendo una segunda derrota seguida en casa en la Liga de Campeones por primera vez en más de 11 años. Eso sí, no fue el único conjunto que patinó en su feudo. El Schalke 04 sufrió su derrota más abultada como local en la historia de la competición, con un 0-3 ante el Chelsea que puso fin además a la racha de 6 derrotas seguidas de José Mourinho en sus visitas a equipos alemanes. El Steaua de Bucarest, entretanto, estableció un nuevo récord negativo en la Liga de Campeones con 12 partidos seguidos sin ganar en casa, superando el tope que estableció el Spartak de Moscú entre 2001 y 2006.

1 solo gol ha recibido el Roma en sus 8 primeros encuentros de la Serie A, igualando el récord del campeonato. Además, la escuadra giallorossa está de enhorabuena por haber ganado sus 8 compromisos iniciales de la liga italiana por primera vez en su historia; una hazaña que sólo había conseguido antes el Juventus (en los cursos 1930/31, 1985/86 y 2005/06). La propia Juve tuvo un fin de semana para olvidar, al dejar escapar una renta de 0-2 al descanso para perder por 4-2 frente al Fiorentina. Fue el primer triunfo en casa de la Fiore sobre el grande turinés desde que, en diciembre de 1998, Gabriel Batistuta marcó el único gol del partido. Esta vez, el héroe del encuentro fue Giuseppe Rossi, que se apuntó el primer hat trick de su carrera. Asimismo, fue el primer partido en el que la Juve de Antonio Conte encaja cuatro tantos (¡y todo en apenas un cuarto de hora!), y de esa forma concluye la racha del vigente campeón de 10 encuentros invicto en todas las competiciones.