Una cosa está clara: Zlatan Ibrahimovic no es un hombre que pase desapercibido ni dentro ni fuera de la cancha. A sus 32 años, el delantero sueco acumula una envidiable carrera que incluye su paso por Ajax, Juventus, Inter, Barcelona, Milan o PSG. Ha ganado numerosos títulos, entre ellos la liga en cuatro países distintos, y tiene un talento único a la hora de marcar goles imposibles y espectaculares. Pero si ‘Ibracadabra’ es un fuera de serie sobre el campo, delante de los micrófonos tampoco decepciona. Su autoconfianza, su mordacidad y su tono burlón no dejan a nadie indiferente.

A continuación, FIFA.com repasa algunas de sus frases más recordadas.

“Arsene (Wenger) me dio la famosa camiseta roja y blanca, con el número 9 y mi nombre. Estaba tan encantado que hasta posé para una foto con ella puesta. Nunca me hizo una oferta seria, es más, me dijo: ‘Quiero ver cuán bueno eres, qué clase de jugador eres. Haz una prueba’. No podía creerlo. Me dije: ‘Ni hablar, Zlatan no hace pruebas’”.
En relación a su fichaje fallido por el Arsenal cuando aún estaba en el Malmoe sueco.

“Lo que Carew hace con un balón, yo lo puedo hacer con una naranja”.
En la previa de un Noruega-Suecia en 2002, el sueco respondió así a las críticas del delantero noruego John Carew, que aseguró que los movimientos de Zlatan eran inútiles.

“No lo sé, pero cuando la encuentre, saldré con ella”.
Al ser preguntado por quién era la mujer más bella del mundo.

“Puedo jugar en las 11 posiciones, porque un buen jugador puede jugar en cualquier zona del campo”.
Sobre su calidad y polivalencia.

"¿Estilo sueco? No. ¿Estilo yugoslavo? Por supuesto que no. Es el estilo-Zlatan".
Tras ser preguntado sobre si su estilo de juego tenía influencia sueca o yugoslava, en referencia a sus orígenes.

"Yo también soy el más grande. ¿Se puede decir así? ¿O el segundo más grande? Bueno, mejor así: Soy el más grande después de Ali".
Zlatan parafrasea la frase del mítico Muhammad Ali y la amolda a su estilo.

"Primero fui hacia la izquierda, y él también. Luego fui hacia la derecha, y él también. Luego fui otra vez hacia la izquierda, y él se fue a comprar un hot dog".
Ibrahimovic describe una jugada en la que se fue del defensor del Liverpool Stephane Henchoz.

“Soy tan perfecto que me hace gracia”.
Pleno de auto-confianza.

“Si me hubiese dedicado al taekwondo seguramente habría ganado varias medallas olímpicas”.
Zlatan practicó el taekwondo en su juventud, y en ocasiones incorpora movimientos de ese deporte a su fútbol.

“Un Zlatan lesionado es algo muy preocupante para cualquier equipo”.
Sobre su importancia en el juego de los equipos en los que ha militado.

“Nada, ella ya tiene a Zlatan”.
Preguntado por el regalo de aniversario que le haría a su mujer.

"Está bien que Balotelli se compare conmigo, porque yo no me comparo con él".
El sueco respondió así al comentario de Mario Balotelli: "¿Compararme con Ibrahimovic? Es un cumplido... para él".

"Quien me compra, compra un Ferrari. Y quien tiene un Ferrari carga gasolina súper, va por autopista y a máxima velocidad. Guardiola cargó diesel y dio un paseo por el campo. Debió haber comprado un Fiat".
En su única temporada en el Barcelona, en 2009/2010, Ibra mantuvo una tensa relación con el técnico azulgrana Pep Guardiola.

“Igual que el vino, mejoro con los años”.
Sobre su evolución como futbolista.

“No conozco ningún jugador de la Liga Francesa, pero todos ellos saben quién soy yo”.
A su llegada a la Ligue 1, en 2012.

“Estamos buscando un apartamento (en París). Si no hallamos nada, probablemente tendré que comprar el hotel”.
En su presentación como nuevo jugador del PSG.

"¿Por qué necesita un seudónimo? En mi caso, para que se me tenga miedo, sólo es necesario que se me vea jugar".
En referencia al ‘Tigre’ Falcao, delantero del Mónaco, gran rival del PSG por la hegemonía en el fútbol galo. 

"Estuvimos espiando su playlist en el vestuario. Había Justin Bieber, Jonas Brothers, Selena Gómez... Es bueno saber que hasta David Beckham no puede tener buen gusto en todo".
Sobre los gustos musicales del astro inglés, compañero de Ibra en el PSG en 2013.

"Al Balón de Oro deberían ponerle el nombre de Messi".
En relación a su ex compañero en el Barça y cuatro veces ganador del FIFA Ballon d’Or.

“¿Quién pasará la eliminatoria? Sólo Dios lo sabe [El periodista responde: “Difícil preguntarle”] Estás hablando con él”.
En la previa de la repesca ante Portugal, por un cupo para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™.

"Un Mundial sin mí no vale la pena verlo, así que no hace falta esperar a que llegue".
Tras la eliminación de Suecia ante la selección lusa en la repesca a Brasil 2014.

“No puedes entrenar esta clase de brillantez”.
Sobre su gol ante Inglaterra, que le hizo merecedor del Premio Puskas de la FIFA 2013.