El estilo de Thomas Mueller no se caracteriza por una técnica depurada, eslálones que sienten a varios rivales ni malabarismos con el balón, sino por la determinación, el compromiso y el esfuerzo. Estas cualidades han permitido al jugador bávaro conquistar rápidamente el corazón de los seguidores del Bayern y, lo que tiene más mérito todavía tratándose de un futbolista del club muniqués, también el de la afición alemana.

Thomas Mueller juega un fútbol sin florituras y su estilo sobrio hace que fuera de Alemania no se le considere un jugador especialmente ingenioso. Sin embargo, esta impresión no se corresponde en absoluto con la realidad. Durante la Copa Mundial de la FIFA 2014, Mats Hummels lo describió como “el humorista del equipo”. Mueller, que no se anda con rodeos en las entrevistas y siempre sorprende con alguna salida ocurrente, ha demostrado no tener pelos en la lengua. “Por desgracia, lo único que sé hacer es jugar al fútbol, por eso mis entrevistas son así”, explicó en su día el internacional germano.

Los archivos periodísticos están plagados de declaraciones divertidas, ingeniosas y mordaces que llevan la firma de Mueller. Con motivo del cumpleaños del jugador, FIFA.com recopila hoy algunas de sus mejores frases.

“Por una vez la he puesto donde quería. ¡No es imposible!”
Tras marcar el 1-0 contra Estados Unidos en la Copa Mundial de la FIFA 2014.

“Cada vez tengo más la impresión de que la pierna izquierda me puede valer para algo más que para ir a por cerveza”.
Durante Brasil 2014.

“Fue como jugar en la cocina de una churrasquería. Hoy he aprendido lo fascinante que debe ser la estructura de un cactus, que se las arregla para no morirse”.
Tras jugar los cuartos de final de Brasil 2014 contra Francia con un calor sofocante en Maracaná.

"¿Qué tal las agujetas de tanto levantar el trofeo?”
Lo que le preguntó a su compañero de selección Sami Khedira cuando este llegó a la concentración de la selección alemana después de ganar la Liga de Campeones 2013/14.

“Nos hemos dejado el culo corriendo y hemos ganado el partido, que es lo que importaba. Si jugásemos como bailarinas dirían que al equipo le falta carácter”.
Thomas Mueller responde a las críticas de la prensa tras la victoria de octavos de final frente a Argelia.

“Él sabe cómo llevar esa ropa para que le quede bien. Si yo me vistiese así todo el mundo me preguntaría si el carnaval dura todo el año ahora”.
En referencia al estilo de su compañero Jérôme Boateng a la hora de vestir.

"Los futbolistas solo pensamos de hoy para ayer”.
Su respuesta cuando le preguntaron hasta qué punto piensa en el futuro.

“Solo puedo hablar por mí porque no sé cómo se sienten los otros, aunque está claro que ellos no tienen la vastísima experiencia que yo tengo con mis 23 años”.
Cuando le preguntaron si estaba nervioso el día antes de la final de la Liga de Campeones 2012/13.

“Bueno, al menos acertaste el lado mentalmente”.
Lo que le dijo a su compañero Manuel Neuer tras marcarle un penal durante un entrenamiento.

“Si no tengo músculos no me los puedo lesionar. Mis pantorrillas son tan finas que los rivales no consiguen cazarme porque no las ven”.
Explicando por qué se lesiona tan poco.

“Empezamos jugando de pena, después mejoramos, volvimos a dar pena, luego lo hicimos bien un rato más y al final dimos pena otra vez”.
Sobre la derrota por 3-1 contra el Borussia Mönchengladbach en la temporada 2011/2012.

“Jugamos al estilo de Louis van Loew”.
En referencia al sistema de juego que empleó en Sudáfrica 2010 la selección alemana, cuya columna vertebral estaba formada por jugadores de un Bayern que en aquella época entrenaba Louis van Gaal.

“Mexitina”.
Su respuesta cuando le preguntaron a qué rival prefería en los cuartos de final de la Copa Mundial de la FIFA 2010, si a México o a Argentina.