Las competiciones de categorías menores de la FIFA ofrecen al público pinceladas del futuro del fútbol, con las actuaciones de sus mejores y más prometedores jóvenes talentos. Y, muchas veces, brindan sorpresas más que agradables

Este año hay que destacar que sólo un país ha alcanzado las semifinales en las Copas Mundiales Sub-20 y Sub-17, disputadas en Nueva Zelanda y Chile, respectivamente.

Sin embargo, no se trata de una superpotencia sudamericana, ni de una grande de Europa, como podría aventurar cualquier aficionado... sino de Malí, que está impresionando actualmente al público en Chile, sólo unos meses después de haber cautivado a todo el mundo en Nueva Zelanda. 

En esta imagen aparece Amadou Haidara, en una muestra de absoluta concentración y técnica impecable, buscando el gol contra Croacia en el choque de cuartos de final jugado este domingo. Y aunque Malí vio cómo el portero contrario desbarataba esta ocasión, acabó prevaleciendo, y podría poner el broche de oro a un año memorable proclamándose campeón mundial por primera vez.