“Messi y Cristiano Ronaldo son mis ídolos”, declaró Neymar en 2011. “Son excepcionales. No sé si algún día estaré a su altura, pero haré todo lo posible para conseguirlo”.

Cuatro años después, este malabarista del balón, a sus 23 años de edad, se ha puesto a la altura de su compañero del Barcelona y de su rival del Real Madrid al compartir con ambos la candidatura definitiva al FIFA Ballon d’Or. En esta foto vemos el mural de los tres astros que adorna una favela de Río de Janeiro.

La inclusión de Neymar en la lista definitiva de aspirantes al premio ha puesto fin a siete años de sequía sin precedentes para Brasil. Cuando Kaká figuró entre los nominados al premio en 2007 (en el que además terminó superando a Messi y a Ronaldo), un brasileño alcanzaba el podio en 13 ocasiones en 15 años.

Neymar ya ha ganado un prestigioso galardón en la gala de la FIFA. Su soberbio gol para el Santos contra el Flamengo conquistó el Premio Puskás de la FIFA en 2011. Ahora, la gran pregunta es: ¿podrá emular a Romario, Ronaldo, Rivaldo, Ronaldinho y Kaká, y no sólo estar a la altura de los dos jugadores incomparables de esta era excepcional, sino además imponerse a ellos?