Los partidos internacionales protagonizan el último repaso estadístico de FIFA.com, con una cifra histórica para Australia, un hat trick de un escocés, un precoz noruego, la resurrección de Brasil y dos alegres debutantes.

1000 goles es la barrera que alcanzó Australia el pasado miércoles en su amistoso contra Alemania (2-2). El capitán Mile Jedinak fue el autor de ese histórico tanto en Kaiserslautern, al convertir de rosca un espléndido lanzamiento de falta que puso a los Socceroos con 1-2 arriba. El primer gol oficial de la selección australiana se vio hace 93 años firmado por Bill Maunder en Dunedin durante una gira por Nueva Zelanda en 1922. Después llegaron otros 999, para completar un millar cosechado en 508 partidos, 60 países y 120 ciudades. El tanto de Jedinak parecía encaminar a la campeona de Asia hacia una mítica victoria, pero Alemania –que disputaba su 900º partido internacional– reaccionó para igualar la contienda. Aun así, los hombres de Joachim Loew sólo han ganado la mitad de los 8 partidos que han jugado desde que se proclamaron campeones mundiales; y resultan preocupantes los 9 goles que han encajado en sus 5 últimos amistosos.

126 partidos internacionales disputados alcanzó Sergio Ramos en el partido que España perdió ante Países Bajos el martes. El defensa del Real Madrid, que en la víspera había celebrado su 29º cumpleaños, igualó el número de encuentros con la Roja que disputó el portero Andoni Zubizarreta, con lo que queda como tercero en la tabla de históricos. Por delante, sólo Iker Casillas (161) y Xavi Hernández. (133)

79 segundos bastaron a Harry Kane para adornar su debut como internacional con un gol. El delantero del Tottenham Hotspur marcó el viernes en el primer balón que tocaba con la selección absoluta de Inglaterra, tras haber sustituido a Wayne Rooney en el 4-0 a Lituania clasificatorio para la Eurocopa 2016. El propio Rooney había visto puerta previamente, con lo que el capitán de los Tres Leones se quedó a una sola diana de las 48 que totalizó en su carrera Gary Lineker, y a dos de las 49 que ostenta Bobby Charlton como récord nacional. Tras esa victoria, Inglaterra encadena 24 partidos invicta en fases de clasificación (para la Eurocopa y para la Copa Mundial de la FIFA™). Es más, el equipo de Roy Hodgson ha arrancado la presente campaña clasificatoria con 5 victorias de 5 –algo que Inglaterra nunca había logrado en la competición preliminar continental–, y es, junto a Eslovaquia, una de las dos únicas selecciones que aún lucen una trayectoria inmaculada. Pero Kane no fue el único que tuvo un debut de ensueño como internacional, ya que también Éder se estrenó con Italia marcando en su primer disparo. El ariete de origen brasileño forzó el 2-2 y privó a Bulgaria del que habría sido su primer triunfo contra los Azzurri en 47 años.

16 años y 101 días es la edad con la que Martin Odegaard se convirtió el sábado en el europeo más joven en disputar un partido internacional de competición oficial como titular. El jugador del Real Madrid arrebató el récord al portero de Liechtenstein Peter Jehle, que era 164 días mayor cuando debutó con su país en 1998, en un partido clasificatorio para la Eurocopa. Sin embargo, a la postre resultó un partido infausto para Odegaard y Noruega, debido al contundente 5-1 que le infligió Croacia. Era la primera vez en 9 años que los noruegos recibían 5 goles en un solo partido; y llevaban sin sufrir una paliza semejante en un partido oficial desde que Dinamarca les endosó un tanteo idéntico hace tres décadas. Uno de los goleadores croatas fue el veterano de 35 años Ivica Olic, quien, de esa forma, ha visto puerta en las cuatro últimas fases de clasificación para la Eurocopa. En toda la historia de la competición, sólo Robbie Keane y Jari Litmanen mejoran su logro, al haber hecho lo propio en cinco. El ya retirado Litmanen, asimismo, ostenta el récord como goleador de más edad, tras haber marcado con Finlandia con 39 años y 270 días. El sábado, el islandés de 36 años Eidur Gudjonsen se aupó a la cuarta posición en esa lista gracias a su gol en el 3-0 a Kazajstán, y ya sólo tiene por delante a Litmanen, John Aldridge y Krasimir Balakov.

8 victorias en 8 partidos y sólo 2 goles en contra son las impecables estadísticas con las que Dunga ha comenzado su segunda etapa como seleccionador de Brasil. La Seleção, que vio perforada su portería nada menos que 10 veces en sus 2 últimos partidos del Mundial, se ha mostrado intratable con su nuevo técnico, superando a combinados de la talla de Argentina, Colombia y, durante esta última semana, Francia y Chile. Desde que regresó Dunga, Brasil ostenta un coeficiente de goles de 18-2; y la estrella del equipo ha vuelto por sus fueros, ya que Neymar ha firmado 8 de esos 18 tantos. De hecho, en todo el planeta fútbol, sólo Costa Rica (13) e Inglaterra (9) superan la actual racha de imbatibilidad brasileña.

6 años sin marcar con Escocia es la racha a la que puso fin el domingo Steven Fletcher. Y no contento con romper su sequía, el delantero del Sunderland acabó haciendo historia, como el primer jugador escocés que firmaba un hat trick en 46 años. Concretamente, ese triplete de Fletcher en el 6-1 a Gibraltar en Hampden Park fue el primero desde que Colin Stein le endosó cuatro tantos a Chipre en 1969, en un partido de clasificación mundialista. Y también estuvo de enhorabuena otra selección británica, Gales, que amplió su racha a 7 partidos internacionales oficiales sin perder con un sensacional 0-3 a Israel. Gareth Bale fue el principal artífice de que Israel sufriese su segunda derrota más abultada en casa en toda su historia, sólo por detrás del 0-5 que le infligió Dinamarca en 1999. El astro del Real Madrid marcó dos tantos y, con un total de 8, ya es el máximo artillero histórico de Gales en fases de clasificación para la Eurocopa, superando a Ian Rush (7) y Craig Bellamy (6).