Lionel Messi y Neymar lucen actualmente los dorsales 10 y 11 en el FC Barcelona, pero hubo una época en la que llevaban exactamente los mismos números en equipos rivales.

El hombre nacido en Rosario, la misma ciudad que el Ché Guevara, Valeria Mazza y Ángel di María, propulsó al Barça a una victoria por 3-1 sobre el Manchester United en Wembley en la final de la Liga de Campeones de la UEFA 2010/11. Pocas semanas antes, en el encuentro decisivo de la Copa Libertadores, el futbolista, y aficionado al póquer, oriundo de Mogi das Cruzes espoleó al Santos hasta un triunfo por 2-1 contra el Peñarol, en el estadio de Pacaembu, en su estado natal de Sao Paulo.

Esos resultados garantizaron a los campeones de Europa y de Sudamérica el pase a la Copa Mundial de Clubes de la FIFA, donde ambos llegaron a las semifinales y se vieron las caras en el choque por el trofeo en Yokohama. El encuentro prometía un duelo intenso entre el argentino de 24 años de edad, poseedor del FIFA Ballon d’Or, y un jovencito al que muchos consideraban su sucesor en el trono de mejor futbolista del planeta. En aquel choque decisivo, Messi marcó un doblete, que contribuyó al triunfo del Barcelona por 4-0.

Después de un par de años memorables en Marruecos, la Copa Mundial de Clubes regresará a Japón en diciembre. El sorteo de la competición se transmitirá en directo por FIFA.com el miércoles. Messi y Neymar volverán al torneo, pero en esta ocasión para defender los mismos colores.

Un poco antes, sin embargo, estos dos amigos volverán a convertirse en adversarios. Argentina recibirá la visita de Brasil en el primer clasificatorio para la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™ donde Neymar podrá participar tras haber cumplido su sanción.

Los compañeros en la delantera del Barça se han visto las caras en dos encuentros anteriores entre selecciones. Messi anotó un tremendo triplete para otorgarle a Argentina una victoria por 4-3, con remontada incluida, en un amistoso celebrado en 2012 en Nueva Jersey. Su ultimo gol en aquel encuentro figuraba entre los diez nominados al premio Puskas de la FIFA de este año. Neymar se vengó de aquella derrota propulsando a Brasil hasta una victoria por 2-0 en Pekín el pasado mes de octubre.