Remontadas, centenas y una ventaja increíble destacan en el último resumen estadístico de FIFA.com, además de goles que marcaron hitos en el oeste de Alemania y de Estados Unidos.

100 goles en la Premier League es la cifra que alcanzó el martes Sergio Agüero, el segundo jugador más rápido en lograrlo. El argentino, de 27 años, se convirtió también el sábado en el tercer futbolista visitante que firma una tripleta en casa del Chelsea en la Premier League, después de que Kanu y Robin van Persie lo hiciesen con el Arsenal, para luego completar su centenar de tantos adelantando de cabeza al Manchester City en la cancha del Newcastle United, en su partido número 147 del campeonato. Aun así, las Urracas empataron 1-1, lo que puso fin a una racha de 12 derrotas consecutivas frente al City en la división de honor inglesa. El hombre más rápido en llegar a los 100 goles en la Premier League fue Alan Shearer (124 encuentros), y siguen a Agüero en la lista Thierry Henry (160), Ian Wright (173) y Robbie Fowler (175).

9 minutos es lo que tardó William Mendieta en marcar una tripleta fundamental en la remontada del Olimpia, que pasó de ir perdiendo por tres tantos a imponerse 3-5 el sábado. El Deportivo Capiatá ganaba 3-0 a la hora de juego, pero el mediapunta de 27 años no tardó en igualar el casillero, antes de que Fredy Bareiro y Ariel Núñez culminasen la gesta de los suyos. El Olimpia ha empezado pisando fuerte en el Apertura paraguayo, y encadena siete victorias, con un promedio de 5,25 goles por partido en sus últimos cuatro compromisos. En cuanto al Capiatá, a pesar de ganar siete y perder solo uno de sus once últimos partidos fuera, acumula ya siete choques seguidos sin ganar en casa.

39 años después de que Dieter Mueller se convirtiese en el último jugador en llegar a los 27 goles en 30 jornadas de la Bundesliga, Robert Lewandowski repitió esa proeza gracias a un doblete en el triunfo por 3-0 del Bayern de Múnich sobre el Schalke.

18 partidos sin perder en 2016 es la secuencia que se quedó a segundos de ampliar el Borussia Dortmund, cuando el Liverpool protagonizó una remontada histórica el pasado jueves. El equipo de Thomas Tuchel ganaba 1-3 en Anfield en el minuto 65, un tanteo que, gracias al valor doble de los goles a domicilio, obligaba a los discípulos de Juergen Klopp a materializar tres dianas y no recibir ninguna más para poder acceder a las semifinales de la UEFA Europa League. Y eso es exactamente lo que hicieron los Reds, que habían sido incapaces de efectuar un solo tiro entre los tres palos en el primer periodo. De este modo, suman 16 partidos sin perder en casa ante adversarios alemanes en competiciones europeas.

2 es el número de descensos que sufrió el mismo día Lewis Kinsella. Después de actuar en el empate a cero con el que el Kidderminster Harriers, donde jugaba como cedido, se despidió de la quinta división inglesa, el Aston Villa, club al que pertenece, descendió asimismo de la Premier League.

17 años y 212 días es la edad a la que Christian Pulisic se convirtió en el cuarto futbolista más joven —y el extranjero de menor edad— en ver puerta en la Bundesliga alemana. El muchacho, nacido en Hershey (Pensilvania), que hace poco superó a Jonathan Spector como jugador más joven que representa a Estados Unidos en un encuentro de clasificación de la Copa Mundial de la FIFA™, abrió el marcador en el 3-0 del Dortmund sobre el Hamburgo el domingo, situándose así detrás de Nuri Sahin, Julian Draxler y Timo Werner en este apartado. Increíblemente, ocho de los diez anotadores más jóvenes de la competición proceden de los clubes que se enfrentan en el clásico del Ruhr: se trata de Sahin, Pulisic, Lars Ricken, Ibrahim Tanko y Marc-André Kruska, del Dortmund, y Draxler, Rudiger Abramczik y Wolfram Wuttke, del Schalke.

16 de los 31 partidos del Vitesse en la Eredivisie esta temporada llegaron al descanso sin goles. En contraposición, esos mismos 16 encuentros depararon 28 tantos en la segunda parte.

15 partidos de la UEFA Youth League sin perder es el registro obtenido por el Chelsea con su victoria por 2-1 sobre el París Saint-Germain en la final del lunes, en la que los londinenses revalidaron su título.

28 puntos es la distancia a la que el Olympiacos terminó la liga por encima del AEK, pulverizando así el récord de diferencia entre el campeón y el subcampeón de la Superliga griega, que ya pertenecía al propio conjunto de El Pireo: 17, establecido en 2013/14. Un 5-0 sobre el Kalloni el domingo situó al equipo de Marco Silva con 85 puntos de 90 posibles, el mejor registro cosechado nunca en la primera división helena. Con este resultado, el Olympiacos amplió también su serie de triunfos consecutivos en casa en el torneo a 25, algo nunca visto, y conquistó su sexta liga seguida (a una de su propio récord) y 43ª de su palmarés. Rangers (54), Linfield (51) y Celtic (46) son los únicos clubes europeos que se han adjudicado más ligas de primera división, con el Benfica en el quinto puesto (34).

El centrocampista ofensivo Kostas Fortounis, que antes de su fichaje por el Olympiacos en 2014 apenas había marcado tres tantos en 103 partidos de liga durante su carrera, se proclamó mejor asistente de la competición (12 pases de gol) y, sorprendentemente, máximo goleador (18).

114 goles en la MLS fueron los que alcanzó Chris Wondolowski, del Earthquakes de San José, al transformar un penal en los instantes finales del duelo que su equipo perdió por 3-1 en casa del Timbers de Portland, igualando así a Ante Razov como cuarto máximo realizador de la historia del torneo, detrás de Landon Donovan (144), Jeff Cunningham (134) y Jaime Moreno (133).