La alegría de una boda en Ibiza o de marcar un gol histórico en París protagonizan el último resumen estadístico de FIFA.com, junto con la tristeza de un jugador que ha perdido dos grandes finales en apenas 40 días y la del equipo de la “ciudad de los vientos”, que ha establecido un récord negativo lejos de su cancha.

33 partidos a domicilio: son los encuentros que suma el Fire de Chicago sin ganar tras caer por 1-0 en casa del Toronto FC el domingo, un récord de la MLS. Desde su victoria sobre el Revolution de Nueva Inglaterra hace dos años, los Men in Red acumulan 24 derrotas —entre ellas sus seis últimos compromisos— y nueve empates lejos de su cancha. El Fire es farolillo rojo de la tabla global, por debajo del Crew de Columbus, que perdió su tercer partido consecutivo, a pesar de que Ola Kamara sumó su octavo gol en siete choques como titular ante el Nueva Inglaterra. Otro futbolista entonado es Frank Lampard, quien, tras un flojo periodo de adaptación a la MLS, ha contribuido a aupar al New York City al liderato de la Conferencia Este viendo puerta en cuatro de sus cinco últimas actuaciones.

10 jugadores de Atlético Nacional participaron en la acción del gol que certificó el increíble triunfo de los suyos por 0-2 sobre el São Paulo en la ida de las semifinales de la Copa Libertadores. Empezó la acción el arquero Franco Armani y, tras un exquisito taconazo del internacional colombiano Marlos Moreno, de 19 años, Miguel Borja firmó su segunda diana del choque, en su estreno con el club. Nacional suma ya 11 partidos sin recibir goles en sus 15 últimas citas de la Copa Libertadores, y tan sólo ha visto perforada su meta una vez en sus seis últimos partidos a domicilio en la competición.

10 reveses consecutivos a manos de Francia es la racha a la que, contra todo pronóstico, puso fin Portugal este domingo, para ganar su primer gran trofeo. La última vez que los lusos habían evitado la derrota ante este adversario fue hace nada menos que 41 años, también en París, cuando ganaron por 0-2. Faltaban poco menos de diez minutos para que asistiésemos a la primera final sin goles de la EURO cuando Éder se convirtió en el primer jugador nacido fuera de Europa en marcar en ella. El ariete, oriundo de Guinea-Bissáu, también pasó a ser el segundo futbolista de la Ligue 1 no francés autor de un gol en la final de un gran torneo internacional después de Jorge Burruchaga en la Copa Mundial de la FIFA 1986™. Portugal se adjudicó la Eurocopa habiendo dominado en el marcador únicamente durante 73 de los 720 minutos que disputó en tierras francesas.

2 jugadores han perdido ya las finales de la Liga de Campeones de la UEFA y de la Eurocopa en un mismo año. El primero fue Michael Ballack, quien transformó el primer lanzamiento del Chelsea en su derrota en la tanda de penales ante el Manchester United en Moscú y luego fue capitán de la selección alemana que sucumbió por 1-0 ante España en Viena en 2008. Y el segundo, Antoine Griezmann, que también materializó el primer tiro desde los once metros para el Atlético de Madrid en el duelo por el título de la Liga de Campeones, que acabó perdiendo ante el Real Madrid. El artillero francés, de 25 años, podrá consolarse al menos por haber sido el primer futbolista que gana los premios al máximo goleador y al mejor jugador de la EURO.

1 jugador, curiosamente, estuvo ausente en el desfile en autocar panorámico de Gales tras su hazaña en la EURO 2016. Se trató de Joe Ledley, que había programado su boda dando por sentado que los Dragones no tendrían opciones de alcanzar la final, y estuvo a punto de verse obligado a cancelar sus nupcias en Ibiza. No obstante, después de que los galeses perdiesen en semifinales ante Portugal, y mientras sus compañeros volaban de Lyon a Cardiff, el centrocampista consiguió alquilar un avión privado que lo trasladó a la preciosa isla balear, donde contrajo matrimonio con Ruby May Ridgeway al día siguiente. Pero antes Ledley pudo ver las escenas de euforia protagonizadas por Gareth Bale, Aaron Ramsey y compañía recorriendo Cardiff, gracias a la magia de FaceTime y la deferencia del guardameta Wayne Hennessey.

En breve
11 partidos invicto es el registro alcanzado por el Kawasaki Frontale —primer equipo de la J.League que lo logra— tras vencer por 0-3 el sábado al Nagoya Grampus.

9 minutos tardó solamente Hulk en empezar a amortizar la enorme cantidad desembolsada por el Shanghái SIPG por hacerse con sus servicios, al marcar en su estreno.