• Neymar y Messi superan a Puskas y Zarra
  • Alexis Sánchez vuelve a ser talismán en la catedral del fútbol inglés
  • Cuarto doblete seguido del Salzburgo de Óscar García
55 años después de que el madridista Ferenc Puskas se convirtiera en el último jugador en marcar en 3 finales consecutivas de la Copa del Rey, Neymar repitió la gesta con el Barcelona. El brasileño firmó el segundo gol del equipo blaugrana en sus sucesivas victorias contra Athletic de Bilbao en 2015, Sevilla en 2016 y Alavés este año. Lionel Messi también vio puerta el sábado, erigiéndose en el primer jugador en marcar en 4 finales de la competición copera desde que Telmo Zarra, en 1950, lo hizo en su quinta final. A su vez, gracias a ese 3-1, el Barça es el primer equipo que gana tres Copas del Rey seguidas desde 1953, cuando lo hizo el propio conjunto azulgrana liderado por Ladislao Kubala. De paso, Luis Enrique deja el club habiendo ganado sus 6 finales a partido único dirigidas desde el banquillo.

26 temporadas seguidas, asombrosamente, habían concluido con la Bundesliga ostentando el mejor promedio de goles por partido entre las 5 grandes ligas europeas… hasta que en el curso 2016/17 quedó tercera. La última vez que la primera división alemana no había sido la más prolífica del quinteto fue en la campaña 1989/90, cuando quedó segunda (con 2,53 goles por encuentro) tras la inglesa (2,6; gracias a que Gary Lineker, John Barnes, Kerry Dixon, Matt Le Tissier, David Platt, Ian Rush y Rod Wallace totalizaron 140 goles entre los siete). La Bundesliga, que había promediado la friolera de 3,16 goles por partido en la temporada 2013/14 (pese a que ningún jugador firmó entonces más de 20 dianas), registró una media de 2,87 esta campaña. Normalmente, con esa cifra le habría bastado para imponerse, pero la Liga española promedió 2,94 y la Serie A –la cuna del Catenaccio– 2,96. Es más, tras cosechar nada menos que 44 goles en la última jornada (4,4 por partido), la liga italiana registró su mayor total (1.123) desde el ejercicio 1950/51 (1.192).

7 goles en 6 partidos en Wembley: son los espléndidos números que presenta Alexis Sánchez tras haber abierto el marcador en la final de la Copa de Inglaterra, ayudando al Arsenal a imponerse al Chelsea por 2-1. “El Niño Maravilla” inició la racha firmando los dos goles de la victoria de Chile sobre Inglaterra (0-2) en un amistoso de preparación para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™ celebrado en el mítico estadio londinense. Y tras fichar por los Gunners, ha sumado 5 dianas en otros 5 partidos jugados allí (todos victorias). El sábado, Victor Moses perjudicó al Chelsea convirtiéndose en el quinto jugador expulsado en una final de la FA Cup, tras Kevin Moran, José Antonio Reyes, Pablo Zabaleta y Chris Smalling. A su vez, Aaron Ramsey, que ya había marcado el gol de la victoria para los Gunners en la final de 2014, volvió a hacerlo este año. Así, el Arsenal superó al Manchester United como el equipo más laureado en la Copa de Inglaterra (con 13 títulos), y su técnico Arsene Wenger, con su 7ª conquista, superó las 6 de George Ramsay con el Aston Villa.

6 partidos sin ganar en la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA acumuló Argentina (la selección más laureada del certamen, con 6 títulos)… después de haber permanecido 10 años sin conocer la derrota en la competición. Desde que Pablo Zabaleta, Lucas Biglia, Lionel Messi y compañía cayeron por 0-1 ante un Estados Unidos inspirado por Freddy Adu en su primer compromiso de Países Bajos 2005, la Albiceleste encadenó 19 encuentros sin perder (a sólo uno del récord de Brasil); hasta su derrota por 2-3 ante Ghana en 2015. Argentina llegó a República de Corea 2017 arrastrando una serie de 4 partidos sin ganar, y empezó perdiendo contra Inglaterra y contra los anfitriones. La posibilidad de enlazar 7 encuentros sin ganar en la competición por primera vez se esfumó con el contundente 5-0 a Guinea, pero fue insuficiente para impedir que Argentina registrase otra primicia: dos eliminaciones seguidas en la primera fase de un Mundial sub-20.

4 dobletes liga-Copa consecutivos encadena el Red Bull Salzburgo, siendo apenas el tercer equipo europeo que lo consigue. El primero fue el Dinamo de Tirana albanés, entre 1950 y 1953; mientras que el Dinamo de Tiflis (inspirado por Kakha Kaladze, Georgi Kinkladze y Giorgi Demetradze) conquistó los dos principales trofeos de Georgia en 6 campañas seguidas (entre 1992 y 1997). Con su ajustada victoria del domingo sobre el Rheindorf Altach en la última jornada de la Bundesliga austriaca, el Salzburgo sacó 18 puntos al segundo y totalizó 81 (la segunda mayor cosecha en la historia de la competición). Hasta ahora, sólo el Austria Vienna había ganado 4 ligas austriacas seguidas, entre 1978 y 1981. A continuación, el equipo de Óscar García venció el jueves al Rapid de Viena por 2-1 en la final de la Copa de Austria. Es más, el Salzburgo ha ganado sus últimos 22 partidos en esa competición, con 102 goles a favor y 16 en contra.

11 Balones de Oro checos ostenta ya Petr Cech. Desde que se adjudicó el premio por primera vez en 2005, el guardameta de 1,96 metros sólo ha dejado de conquistarlo 2 veces: en 2009 (que lo ganó Pavel Nedved) y 2016 (David Lafata).

5 tarjetas rojas en una temporada de la Serie A: es el récord histórico, establecido por el fogoso pelirrojo del Parma Luigi Apolloni en el curso 2000/01, que igualó Gabriel Paletta, del AC Milan, al ser expulsado contra el Cagliari en la última jornada.

0​ % de éxito registraba el Liga de Quito en Uruguay hasta que este miércoles evitó la derrota allí, en su séptimo intento. Con su triunfo por 1-2 ante Defensor Sporting en el Centenario, el conjunto ecuatoriano avanzó a dieciseisavos de final de la Copa Sudamericana.