• Países Bajos sucede en el trono a Alemania
  • Austria, debutante en la cita continental, deslumbra
  • Lieke Martens (NED), elegida mejor jugadora del torneo

Algo ha cambiado en el fútbol femenino. El statu quo se ha visto alterado, dramáticamente, en Europa. La selección de Países Bajos es la nueva reina continental tras imponerse a Dinamarca en la final de la Euro Femenina 2017 que se disputó en Holanda.

La selección alemana, que había conquistado los seis últimos títulos de manera consecutiva, cayó en cuartos de final. Es más, por primera vez desde hace 22 años, no disputó la final. Noruega cayó en la fase de grupos, y Suecia también se despidió en los cuartos. Eran las tres únicas selecciones que había conquistado alguna vez el título. 

La final cruzó a dos selecciones inéditas en esa instancia. Dinamarca y la Oranje ganó así su primer título continental, después de alcanzar las semifinales en Finlandia 2009 y de caer en la fase de grupos en Suecia 2013. Las holandesas no se habían clasificado en ediciones anteriores.

El conjunto dirigido por Sarina Wiegman e Inglaterra fueron los únicos equipos con pleno de victorias en la fase de grupos. Las holandesas se impusieron a Noruega (1-0), Dinamarca (1-0) y Bélgica (1-2). Las anfitrionas dejaron en la cuneta a Suecia (2-0), en cuartos, y a Inglaterra (3-0), en semis.

Dinamarca pasó a cuartos como segunda de Grupo A. En esta ronda, las de Nils Nielsen dieron la campanada y eliminaron a Alemania, la gran favorita (1-2). El duelo contra Austria en semifinales terminó con empate a cero, y las danesas se impusieron 3-0 en la tanda de penales.

Austria, debutante, convenció con juego y resultados
Austria ha hecho historia por partida doble. El cuadro dirigido por Dominik Thalhammer, en su primera participación en una Eurocopa Femenina, llegó a semifinales. Las austriacas terminaron primeras de grupo, por delante de Francia, y en cuartos se deshicieron de España. Sin embargo, sucumbieron en la antesala de la final. 

"Es muy amargo caer a las puertas de la final. Hoy no hemos tenido seguridad desde los once metros. Es difícil saber cuál ha sido el motivo, pero podemos sentirnos muy orgullosos. El resultado es sensacional, pero hoy nos duele mucho. Mañana empezaremos a digerirlo", dijo Thalhammer tras la derrota ante Dinamarca.

Aspirantes que se quedan cortas
Alemania defendía título pero no estuvo a la altura de las expectativas. En la primera jornada de la fase grupos empató  cero contra Suecia, y ganaron sin grandes alardes sus dos siguientes partidos (2-1 a Italia y 0-2 a Rusia). En cuartos, Dinamarca puso punto final a su corta andadura en este torneo y acabó con la preponderancia alemana en la cita continental.

Francia, tercera en la Clasificación Mundial Femenina FIFA/Coca-Cola, y Suecia, plata en el último Torneo Olímpico de Fútbol Femenino, tampoco pasaron de cuartos. Las galas cayeron 1-0 a manos de Inglaterra, que puso fin a una racha de 43 años sin ganar a Les Bleues. Suecia, por su parte, perdió ante el conjunto anfitrión, a la postre campeón de Europa.

Selecciones participantes:
Bélgica (debutante), Dinamarca, Alemania, Inglaterra, Francia, Italia, Islandia, Países Bajos (anfitriona), Noruega, Austria (debutante), Portugal (debutante), Rusia, Escocia (debutante), Suecia, Suiza (debutante), España

La final
Países Bajos 4-2 Dinamarca
Goles: 0-1 Nadia Nadim (6’), 1-1 Vivianne Miedema (10’), 2-1 Lieke Martens (28’), 2-2 Pernille Harder (33’), 3-2 Sherida Spitse (51’), 4-2 Vivianne Miedema (89’)

Estadios y ciudades sede
Estadio Rat Verlegh (Breda), estadio De Adelaarshorst (Deventer), estadio De Vijverberg (Doetinchem), estadio FC Twente (Enschede), estadio Sparta-Het Kasteel (Róterdam), estadio Koning Willem II (Tilburgo), estadio Galgenwaard (Utrecht)