• El salto de Perú
  • El hito de Venezuela
  • Y el debut histórico de un uruguayo

73 metros del arco: ahí fue donde Gabriel Torres se hizo con el esférico antes de inaugurar el casillero en el partido en el que Panamá venció 3-0 a Trinidad y Tobago en el Hexagonal. El Fantasmita no necesitó más que cuatro toques y ocho segundos desde que se apoderó de la pelota para anotar.

60 años tardó Uruguay en obtener su primera victoria en Paraguay en la competición preliminar mundialista. Un gol de Fede Valverde —Balón de Plata adidas de la última Copa Mundial Sub-20 de la FIFA— en su estreno como internacional absoluto contribuyó a la primera victoria de la Celeste tras siete partidos.

42 años después de jugar su primer partido en Argentina, Venezuela se marchó por primera vez de allí evitando la derrota (1-1). La Vinotinto había perdido sus nueve primeros duelos como visitante ante la Albiceleste, con un balance de tres goles a favor y 41 en contra.

20 años habían pasado desde la última vez que Perú ganó tres clasificatorios consecutivos del Mundial —con Nolberto Solano y Roberto Palacios en sus filas en 1997— hasta que lo repitió, merced a un inspirado Edison Flores. El jugador, de 23 años, suma seis goles en sus ocho últimos partidos como internacional, actuando en el mediocampo, y la Blanquirroja ha ascendido de la octava a la cuarta posición en tres jornadas.

9 goles en 11 partidos en la gran secuencia que presenta el centrocampista David Silva con España. El único jugador que ha disputado los 12 encuentros de su país desde la llegada de Julen Lopetegui al puesto de seleccionador acumula así 33 goles con la Roja, y es superado únicamente por Fernando Torres (38), Raúl (44) y David Villa (59) en este apartado.

701 minutos es lo que llevaba sin marcar Zambia ante Argelia hasta que puso fin a una racha de siete partidos y 35 años sin ganar a ese rival, alzándose con dos victorias consecutivas. Los Fennecs, que a punto estuvieron de eliminar en octavos de final de Brasil 2014 a Alemania, ya se han quedado fuera de la pugna por alcanzar la Copa Mundial de la FIFA 2018™.

103 años habían pasado desde la última vez que Francia terminó un partido sin ganar ante Luxemburgo, hasta el empate a 0-0 que registró en Toulouse, donde permanece invicta desde 1982. Después de perder por 5-4 ante los Leones Rojos en 1914, los Bleus se impusieron en 14 enfrentamientos consecutivos, con 55 goles a favor y solo seis en contra.

92 minutos y cuatro segundos habían transcurrido cuando Omar al Soma, que disputaba su segundo encuentro con la selección en cinco años, anotó el gol que permitió a Siria llevarse un empate a 2-2 de Irán y situarse más cerca del Mundial que nunca en toda su historia. El disparo de este imponente atacante de 28 años, dio a Siria—gracias a su mejor diferencia de goles respecto a Uzbekistán— el pase a la eliminatoria en la que se medirán con Australia: de ahí saldrá el representante de la AFC en la repesca intercontinental.

10 realizaciones en sus 39 últimos encuentros con la selección serbia es el registro que presenta el lateral izquierdo Aleksandar Kolarov, que no había visto puerta ni una sola vez en sus 31 primeras internacionalidades. Los tantos de Kolarov contra Moldavia y la República de Irlanda han contribuido a que Serbia lleve once partidos invicta en la competición preliminar mundialista.